Consejos para relajar a los niños antes de ir a la cama

La música y los cuentos son poderosos aliados al momento de crearle a tu pequeño una rutina de sueño. Mejora su tranquilidad y descanso con estas sencillas prácticas.

Haz que tus niños se relajen antes de dormir

El buen descanso favorece el crecimiento de los niños, refuerza su memoria y previene enfermedades. Sin embargo, lograr que concilien el sueño nocturno puede convertirse en el mayor de los desafíos, más aún si son hiperactivos o traviesos. Una ducha o una cena antes de ir a la cama puede facilitar el proceso, pero lo más importante es fomentar su relajación. Sólo en un estado de calma y sosiego, los pequeños caerán rendidos en los brazos de Morfeo. ¿Cómo lograrlo? Estas prácticas te ayudarán en ello.

En el sueño influyen los hábitos

No dejes para la noche las tareas que requieren “exceso” de energía o estimulación. Establece normas y crea rutinas saludables desde su primera infancia (0-5 años). Hazlo tomando en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Pon horarios. Dile con 15 o 20 minutos de antelación que pronto le toca irse a la cama. De esta manera se irá haciendo a la idea de que debe descansar. Acostarlo a diario a la misma hora te ayudará a reforzar buenas conductas en torno al sueño.
  • Asegúrate que baje el nivel de actividad. En lugar de correr por casa o ver televisión, invítalo a que pinte, lea cuentos o converse contigo sobre su día. Esas acciones más serenas irán llevando a su organismo a un estado de tranquilidad que lo inducirá al sueño.
  • Pon atención a lo que come. Incluye pescado, huevo, cereales o leche en la cena. Su contenido en triptófano le incitará al descanso. Aliméntalo 1 o 2 horas antes de ir a la cama. Cuando se vaya acercando el momento, puedes darle una infusión o un vaso de leche tibia. Nada de refrescos ni bebidas que contengan azúcar.
  • No terminen el día peleados. Si tuvieron una discusión en el día, no dejes que se duerma así. Primero hagan las paces, y haz que duerma sabiendo que lo amas.
  • Dale un baño con agua templada. Esto potencia la acción sedante. Si además de eso te aseguras de que su habitación cuente con todo el confort que necesita, estarás garantizando que descansa toda la noche.

6 técnicas para que tu hijo se relaje antes de dormir

Fijar rutinas es esencial, pero si a eso añades algunos métodos de relajación, harás que cese el nivel de agotamiento del niño. Los infantes, al igual que los adultos, se enfrentan a cambios de humor, inconvenientes de concentración, estrés y sobreestimulación. Si no se relajan, difícilmente lograrán dormirse o hacerlo plácidamente. Ayúdalo siguiendo estos consejos: 

  1. Recurre a la música. De fondo o cantadas por nanas, las melodías suaves son las más indicadas. A los niños pequeños les funciona muy bien. Prueba con las Canciones de cuna de Brahms o la Sinfonía Pastoral de Beethoven y notarás los resultados.
  2. Cuéntale cuentos. Cuando son muy pequeños aman que les leas y los motives a imaginar las historias. Si haces diferentes voces para cada personaje quedarán fascinados. Conforme crecen, podrán elegir si prefieren libros, cómics o cuentos.
  3. Dale un masaje. Regulan y refuerzan el sistema respiratorio, circulatorio e inclusive sus funciones gastrointestinales. Además, relajan la musculatura y propician un reforzamiento positivo entre ambos.
  4. Regula la intensidad de la luz. Es vital que se pueda graduar la luz en la habitación, puesto que una luz muy fuerte lo “incentivará” a estar activo. Si le tema a la oscuridad, opta por lámparas tenues que le hagan sentir seguro sin “espantarle” el sueño.
  5. Hagan ejercicios de respiración. Invítalo a que respire lentamente y de manera profunda… Ponle sus manos en su vientre para que note cuando se llena mientras respira. Esto indica que está haciendo el ejercicio de forma correcta. Al realizar algunas respiraciones de este tipo, lo verás más relajado.
  6. Visualicen juntos. Este ejercicio refuerza su memoria. Consiste en hacer que recuerde su momento favorito de la jornada, para que se duerma con un buen recuerdo del día.

Estos métodos brillan por su sencillez. Cuando los consentidos de la casa duermen, toda la familia tiene una noche reparadora. ¡Anímate a ponerlas en práctica!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...