Consejos para la dieta infantil

Cómo conseguir que nuestros hijos coman una dieta sana y equilibrada aprendiendo la importancia de los alimentos sin agobiarlos y haciéndolos más participes del menú de la semana.

Para que un niño tenga una dieta sana y equilibrada los padres vamos a tener que poner mucho empeño y constancia. Los niños por sí solos pocas veces comen lo que deben, más bien comen lo que quieren, y no siempre es lo más aconsejable.

Para ello sería importante hacerlos más partícipes de la elección de los platos de la semana. La idea sería transmitirles que deben comer una alimentación variada. Pero ¿Cómo podríamos conseguir que coman correctamente? Los consejos que vamos a dar a continuación son evidentemente para niños que ya toman  una alimentación sólida.

Fruta y verdura, muy importantes

En primer lugar podríamos realizar con ellos un menú. Les podemos ir explicando para qué es cada cosa y en qué les puede beneficiar. Si conseguimos que participen, probablemente les ayudaremos a ser más conscientes de la importancia de la alimentación y se tomarán más en serio comer cada plato que les pongamos.

¿Cómo conseguir que luego sigan el menú? Mi consejo es la compra. Si nos ceñimos al menú que hemos elaborado con nuestros hijos, evitaremos tener en nuestra despensa alimentos que podrían ser poco aconsejables. Si no se compran, no se comen.

Para la realización de este menú debemos tener en cuenta que los pequeños deben llevar una dieta variada y equilibrada y que se tiene que comer, por lo menos, cinco veces al día: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena. Es también muy importante recordarles que deben beber mucha agua. Los alimentos para elaborar el menú debemos escogerlos de acuerdo a los gustos de la familia y en particular del niño, ¿por qué? La respuesta es sencilla. Si no les gusta una cosa, seguro que podemos encontrar otro alimento que lo pueda sustituir y que agrade al niño.

Por otro lado está el tema de la cantidad. ¿Es necesario obligar a los niños a comerse todo el plato hasta el final? Cada niño o adulto sabe cuando no puede comer más, cuando su estomago dice basta. Ni todos los niños son iguales ni todos tienen las mismas necesidades. Si el niño está sano es bueno que respetemos cuando dice basta.

Pero tan importante es lo que comen como enseñarles a comer bien. Los niños deben aprender buenos hábitos desde pequeños. Comer solos, sin prisas, masticando bien y relajados para evitar que puedan atragantarse les ayudará a hacer mejores digestiones y que se sacien lo suficiente como para evitar que piquen entre horas.

Foto por Bruce Tuten en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...