Consejos para elegir el calzado adecuado para los niños

Elegir el calzado adecuado para los niños

En una serie de artículos anteriormente publicados en Pequelia, correspondientes al informe especial donde tratamos temas relacionados a los diferentes trastornos ortopédicos que pueden presentar los niños a lo largo de su desarrollo físico, te contamos que frecuentemente este tipo de alteraciones suelen ocasionarse en los pies.

Por ello, es sumamente importante realizar una correcta elección del calzado que llevará puesto nuestro hijo durante todo el día, no sólo para que se sienta a gusto al desplazarse, sino también para mejorar su autonomía.

Este punto es fundamental sobre todo en los primeros años de vida del niño, ya que precisamente es en este período cuando el pequeño comenzará a desarrollar sus capacidades psicomotrices, que le permitirán caminar por sí solo.

En el presente artículo te acercamos algunas pautas a tener en cuenta en el momento de adquirir el calzado para tu hijo, para lograr realizar una compra inteligente.

En principio, cabe destacar que el calzado debe cumplir con su función primordial, que es precisamente la de proteger el pie sin sujetarlo, ya que tengamos en cuenta que el miembro del niño se encuentra en una etapa de pleno crecimiento y formación.

Los puntos principales que debe cumplir el calzado son los siguientes:

  • Utilizar zapatos en vez de botas, ya que estas últimas impiden la movilidad del tobillo, y el calzado correcto debe permitir que las articulaciones se muevan libremente.
  • Si optamos por botas, estas deben permitir el movimiento completo de la articulación del tobillo.
  • Optar por modelos de zapatos blandos, flexibles y cómodos, en lo posible que se amolden al pie del pequeño.
  • Debe tener la forma del pie con espacio suficiente para que permita el movimiento de los dedos.
  • Es recomendable que la puntera y el talón del zapato posean un almohadillado especial para evitar roces.
  • La plantilla interior debe ser lisa sin almohadillado.
  • La suela debe ser flexible, ya que si es rígida no permite la flexión de la parte anterior del pie.
  • Cuando debamos seleccionar el tamaño del calzado, debemos tener en cuenta que al probarle el zapato éste debe calzar de forma fácil, y cuando el pequeño se encuentra de pie, en la punta debe sobrar el ancho de uno de nuestros dedos, para permitirle mayor movilidad.
  • Lo ideal son los calzados fabricados en piel, o bien optar por calzado deportivo que por sus materiales eviten la sudoración frecuente.
  • Son muy recomendables los zapatos que poseen cierre de velcro, ya que son fáciles de colocar y quitar.
  • Evitar las zapatillas deportivas con suela chata, ya que dificultan la amortiguación del peso corporal; las más recomendadas son aquellas que poseen cámara de aire.
  • Los zapatos ortopédicos, al igual que aquellos que incluyen tacón, sólo deben utilizarse en el caso en que el niño necesite tratamiento médico indicado.
  • En lo posible, es conveniente que el niño ejercite sus pies caminando descalzo sobre superficies blandas, tales como pasto, arena, alfombras, ya que ayuda a que se desarrolle el arco plantar.

Vía | Urgencias Pediatría
Foto | Woodley Wonderworks

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...