¿Cómo tratar a los niños con déficit de atención?

El déficit de atención y la hiperactividad pueden ser trabajados en función de un mejor desarrollo emocional, social e instrumental. Aquí algunos tips

Tips para tratar a chicos con deficit de atencion

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es un diagnóstico, más no una etiqueta o camisa de fuerza. Supone comportamientos “negativos” que valen la pena revelar, para observar y responder a ellos de forma centrada. La inatención e hiperactividad, inclusive la impulsividad, pueden ser trabajadas en función de mejorar las capacidades emocionales, sociales e instrumentales del niño.

Lo primero para ayudar a los niños con TDAH es la disposición del núcleo familiar. Padres, hermanos y otros parientes juegan un papel fundamental en la eliminación de elementos distractores, el reforzamiento de aspectos positivos y el desarrollo de capacidades.

Conocer el diagnóstico no es suficiente. Profesionales y asociaciones especializadas en el trastorno ofrecen información acertada sobre qué hacer. También ayuda la experiencia de otros padres de hijos con déficit de atención. Pero ¿Cómo tratar a los niños con TDAH? A continuación tres acciones claves.

Instrucciones claras y precisas

Las funciones ejecutivas del niño-comprometidas por el trastorno- pueden ser reeducadas. Es posible mejorar la atención y memoria de trabajo. También ayudarlo a controlar su conducta, organizarse, planificar y seguir sus planes ¿Cómo? Partiendo de actividades breves y amenas, explicadas de forma clara y precisa, estableciendo tiempos y responsabilidades, y evitando cualquier estímulo distractor.

A un niño con TDAH puede costarle entender las instrucciones, por lo que se debe preguntar qué entendió y-de ser necesario-volver a explicar. Ayuda ofrecer pistas y utilizar recursos didácticos que resulten de interés al niño, como tarjetas, fotografías, recortes, plantas… Planificar y establecer reglas favorecerá su atención, también su disciplina y autoestima.

Actividad física

El deporte y la recreación siempre serán una excelente alternativa para potenciar las capacidades de un niño con déficit de atención, presente o no hiperactividad. La recomendación de los especialistas es iniciar con deportes individuales en los que el niño podrá atender a instrucciones más precisas. La natación es ideal, mejora la coordinación, concentración y desarrolla seguridad a la par de su condición física. También están las artes marciales o el tenis, entre otras disciplinas.

Los juegos o actividades recreativas -en ambientes controlados- permiten que el niño se mueva a la par de sus necesidades. Normas y límites flexibles, deberán en este caso estar acompañados de la supervisión y eliminación de objetos que pudieran distraer su atención o causarle daño. La sobreestimulación no es beneficiosa.

Potenciación de capacidades

Una forma directa de potenciar las capacidades del niño con TDAH es desarrollar junto a él actividades divertidas pero con intención. Dinámicas como: encuentra la diferencia (entre dos imágenes); sopas de letras; la inicial de mi nombre (que él identifique cuando escucha la suya); o hagamos como la tortuga, son de gran ayuda. Entrena la atención selectiva y la continuada, la memoria, capacidad de organización e inhibición de la conducta.

En esta vertiente están otros juegos como memory, ecos, imítame, a cámara lenta, y los juegos de construcción como el de Legos. Funciona emprender un proyecto o construcción de una maqueta. Podrá elegir la temática. Le permite al niño planificar, colocar atención a los detalles y controlar su conducta.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...