Cómo superar la angustia de separación entre madres e hijos

La llegada del primer día de colegio en la escuela infantil llega, antes o después los niños y sus papás tienen que enfrentarse a este nuevo reto y es importante que los pequeños se acaben acostumbrando a esta nueva rutina. Se trata de un proceso natural al que algunos niños se acostumbraran antes y otros mas tarde, pero todos acaban acostumbrándose. En este artículo desvelamos algunas claves para superar la angustia de separación.

En estos días se presentan las solicitudes para que los niños comiencen el próximo curso la escuela infantil (Primer Ciclo de Educación Infantil) y aquí es donde muchas veces empieza la angustia de los padres, sobre todo de las mamás, ante el momento en el que los niños tendrán que quedarse en el colegio. Los niños en este momento, sobre todo si no han ido a la guardería, no son todavía conscientes de lo que significará empezar la escuela infantil. La angustia de separación significa en los niños separarse de sus papás y de todo aquello que conocen y les hace sentirse inseguros. En el caso de los padres, lo que se genera es la incertidumbre de si el pequeño se adaptará a la escuela, si tendrá problemas para jugar o si hará amigos.

La angustia de separación se puede superar hablando, con paciencia y con mucho cariño.

Todas estas dudas se solventan con el tiempo. Todos los niños, y si no la mayoría, se acostumbran a la rutina de la escuela infantil, todos ellos acabarán jugando y teniendo amigos y todos ellos conseguirán separarse de papá y mamá sin llorar en algún momento. Hay niños que tardan más que otros, conozco un caso cercano que se pasó casi dos meses llorando a la entrada del colegio, pero finalmente se adaptó, hizo amigos y se acostumbró a la nueva rutina. Es importante que los niños den este paso, porque antes o después lo necesitarán hacer. Se trata de un proceso y una transición natural que para unos niños es más fácil que para otros.

Pero lo cierto es que hay varias cosas que se pueden hacer para que este proceso sea más fácil para el niño y para los padres. Por ejemplo podemos preparar al pequeño para este nuevo cambio hablando con él y explicándole lo que va a suceder. Para ello sería interesante visitar la escuela con él, sobre todo ahora que todavía hay clases y que vea la dinámica de las filas, los niños, el patio y la profesora o profesor con el que le tocará hacer este primer periodo infantil. Además, podemos pedir a la maestra que nos deje visitar el aula para que cuando el pequeño empiece el curso no vea el lugar como un espacio desconocido e inseguro.

Cuando el niño empieza la escuela infantil es importante que sea consciente o que le hayamos explicado repetidas veces que cuando se queda en el colegio, solo es un ratito y que papá o mamá vendrán a buscarle más tarde. También es importante dar la importancia que tienen sus sentimientos, es decir, si el pequeño llora necesita que papá y mamá le den la importancia que tiene, ya que él siente angustia y miedo y necesita que sus papás le entiendan. Muchos padres viven esta nueva etapa con una fuerte angustia difícil de expresar, son unos días complicados y cada uno suele conseguir superarlos a su manera, muchas veces, ayuda saber cómo lo han solucionado otras madres o padres. Por ello me gustaría saber si a nuestras lectoras les ha pasado alguna vez y qué es lo que han hecho para superar esos momentos tan complicados. Normalmente el consejo de quienes han pasado por ello es el mejor consuelo para quien lo sufre.

Fuente | abc.es

Foto | thelesleyshow en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...