¿Cómo saber si tu hijo está haciendo un uso tóxico de los dispositivos móviles?

El uso de las tecnologías es inevitable, pero no hay que abusar. A los niños, especialmente, hay que ponerle reglas y evitar que hagan un eso inadecuado de ellas. Aquí algunos tips

Uso inadecuado de la tecnologia

En el 2009, expertos de la Universidad de Yale (EEUU) hablaron de una exposición a las pantallas de 45 horas semanales. Transcurrida una década, no es de extrañar que esto haya aumentado, pero ¿cuáles son las consecuencias? En el caso particular de los niños, es esencial determinar si están haciendo o no un uso tóxico de los dispositivos. Puede pasar. Al menos en España el 45% de los infantes de 11 años ya tiene un móvil y 92% navega en Internet, según recientes estadísticas. ¿Bueno? ¿Malo? ¿Cómo manejar el empleo de la tecnología?

Lo primero es comprobar el tiempo que el chico dedica a la utilización de sus aparatos. Si muestra tendencia al aislamiento o presenta problemas de aprendizaje, debes encender las alarmas. También si están afectadas sus habilidades sociales o si muestra conducta de inhibición cuando está con otras personas. Determina si pierde el autocontrol con frecuencia o tolera escasamente situaciones de frustración. Esos son otros indicadores.

¿Cómo saber si hay un uso tóxico de las tecnologías?

Cuando el celular se convierte en una prioridad, efectivamente hay un problema. La falta de contacto con amigos, compañeros y parientes es señal de ello. Pero hay más. Un chico que hace uso tóxico de las tecnologías pierde el sentido del tiempo cuando está conectado, duerme menos por estar navegando en la red, piensa reiteradamente en el Internet, y se enoja cuando éste falla.

Por lo general miente sobre las horas que pasa en línea o con algún videojuego, baja su rendimiento en la escuela o el trabajo, se irrita, se aísla de forma regular, se muestra eufórico al sentarse frente al ordenador, y acorta su tiempo de estudio, conversaciones familiares e incluso de las comidas. En esencia, los dispositivos se convierten en lo primero que ve al levantarse y lo último en acostarse. 

Consejos para que usen la tecnológica con mesura y previniendo adicciones

Explícale de forma sencilla las consecuencias del abuso de las tecnologías. Hazlo “amigable”, con un lenguaje acorde a su edad. Establece normas en conjunto, para que no haya inconvenientes. No vigiles, pero tampoco te descuides. Garantiza el cumplimiento de las reglas y enseña con el ejemplo. Es importante que tu tampoco te saltes los horarios o sobrepases las horas. Considera además que las pantallas no deben usarse para castigar ni para premiar, pues esto las hará más atractivas ante sus ojos.

Coloca el ordenador donde puedas ver el contenido al que accede. Filtra algunas páginas si es necesario, emplea aplicaciones que te permitan ver el tiempo que le dedica al dispositivo y los portales a los que entra. Comparte con tu hijo e indaga sobre sus preferencias, amigos y la información que “consume”. Permite que tenga acceso a las RRSS solo si tiene la edad para ello, y asegúrate de que no coloque datos que lo comprometan.

Dediquen tiempo a otras actividades, como la cocina, el cine, los juegos tradicionales o los paseos a la playa. Usa la TV en momentos puntuales y escoge programas que puedan ver juntos. Motívale a que invite a sus amigos a casa, hagan una fiesta de pijama o vayan al parque. Él debe aprender a darle valor a otras experiencias de vida.

Busca tareas que lo ayuden a tomar decisiones, resolver problemas e incrementar su creatividad. Explora sus otros intereses y recurre a ellos para que las tecnologías pasen a un segundo plano. Si gustas, puedes aplicar estos consejos para que tus hijos hagan uso eficiente de las tecnologías. 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...