Cómo quitar el chupete

cómo quitar el chupete

El chupete es uno de los aliados de nuestro bebé durantes su primeros meses e incluso años de su vida. Unido a él todo el día, es un arma efectiva para calmarlo. El problema surge cuando nuestro pequeño se va haciendo más mayor y llega la hora de quitar el chupete.

Por lo general, se recomienda que el uso del chupete se mantenga como máximo hasta que el niño cumpla los dos años.

En ocasiones esta tarea puede tornarse desesperante, pero para poder enfrentarnos a ello será necesario que nos armemos de muchísima paciencia o de lo contrario seremos nosotros los que necesitemos el chupete para calmarnos…

Quitar el chupete, gran reto

Los pasos a seguir para conseguir este gran reto son los siguientes:

  • Poco a poco intenta ir cambiando el uso del chupete por vasos especiales para bebés que fomentan el progreso de la coordinación entre la vista y las manos, y ayudan a acabar con el hábito del chupete.
  • Debes hablar con el niño y hacerle sentir que ya es mayor, que ya va al “cole” y que no es necesario que lleve su chupete, ya que no lo necesita.
  • Premia al pequeño según vaya abandonándolo, primero intenta que lo utilice solo en determinadas ocasiones como por la noche o a la hora de la siesta.
  • Tendrás que elogiar al niño cada vez que deje de utilizarlo, el refuerzo positivo siempre trae buenas consecuencias. Nunca uses el castigo ni la humillación, esto no resulta una técnica efectiva.

Elogiarle y darle ánimos

Si se percibe que la dentadura del niño comienza a cambiar será necesario consultar con un especialista para evitar en lo posible cualquier deformación a la larga.

Uno de los problemas que puede surgir con el tiempo no será solamente estético, para que el pequeño tenga una correcta articulación de los fonemas, es necesario que tenga una boca normal, y que los dientes estén bien encajados.

Los chupetes también pueden provocar que el niño se acostumbre a respirar por la boca, lo que alterará también la creación de los sonidos.

Debes mostrarle otras maneras de relajarse, como usar una mantita suave, música relajante, cantar, leer un cuento antes de ir a dormir… Se debe establecer una rutina.

Mantén sus manos ocupadas, en muchas ocasiones los niños usan el chupete cuando están aburridos o no saben a qué dedicar su tiempo. Durante el día, cada vez que le veas  con el chupete, dale una opción de actividad entretenida para realizar y pídele que se quite el chupete mientras está jugando.

Vía | www.todobebe.com
Foto | XavMP

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...