Como prevenir accidentes domésticos

Como prevenir accidentes domésticos

Cuando los niños comienzan a gatear o a andar tenemos que empezar a extremar nuestra vigilancia, ya que parece que tienen un don para acercarse y tocar las cosas que no deben. Para poder prevenir los accidentes domésticos ahora que los pequeños comienzan a explorar la casa se pueden seguir estos sencillos consejos:

Los enchufes deben estar protegidos con tapas de seguridad para que el niño no pueda meter los deditos, un apaño casero es poner cinta de celofán ancha sobre el enchufe de esta manera también quedará tapado.

Intentar mantener las plantas en lugares a los que el niño no alcance, ya que la tierra de las macetas parece llamarles la atención de un modo especial y se dedican a vaciar el tiesto y a veces se lo llevan a la boca.

A la hora del baño, siempre tener al niño vigilado, nunca dejarle solo en el agua, y colocar alfombras antideslizantes, que son fáciles de encontrar y evitan los resbalones.

Los medicamentos fuera de su alcance, ya que muchas veces los colores llamativos de las medicinas les incitan a comérselas, son algo muy peligroso, intentar mantenerlo lejos de los pequeños al igual que cualquier utensilio que pueda romperse y con el que pueda cortarse o cualquier objeto de valor que no queramos perder nos ayudará a prevenir accidentes domésticos.

Intentar que no haya en el suelo ni a su alcance ningún objeto pequeño que pueda tragarse como alfileres, monedas, joyas pequeñas que por el brillo llamen su atención.

Mantener en lugares elevados los cables de la luz, televisión, radios… los cables se convierten en un juguete para ellos, pudiendo ahogarse o sufrir alguna descarga eléctrica.

Proteger las escaleras y escalones con algún tipo de valla poniendo cuidado en que los barrotes que lleve no tengan el espacio suficiente para que el niño pueda colarse o meter la cabeza por ellos. Al igual que mantener las ventanas y balcones despejados de objetos a los que puedan subirse, sobre todo ahora que comienzan a gatear.

Intentar mantenerlos lejos de la cocina, es un lugar de lo más peligroso y dónde más accidentes ocurren, pudiendo quemarse, o hacerse daño con los múltiples objetos que hay en ella.

Intentar que las esquinas de los muebles estén protegidas con espuma o algún otro material, ya que no son conscientes de que están ahí y muchas veces se golpean, poner topes a las puertas para que no se pillen los deditos, y cierres en los armarios que estén a su altura, en el frigorífico….

El niño no conoce la palabra peligro y el quiere tocarlo todo y descubrir cosas por lo que no hay que dejarle solo y permitirle que explore pero siempre con vigilancia así podremos prevenir accidentes domésticos.

Vía | Dodot
Foto| Olga Smotrova

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...