Cómo motivar al peque para que ayude en casa

Una forma de enseñar valores a los hijos pequeños es dejando que ayuden en pequeñas tareas de casa. Para ello hay que motivarlos y usar el juego como método de aprendizaje.

ayudar en casa

Los niños pequeños, cuando llegan a la edad en que comienzan a caminar y a explorar la casa, ya pueden ser conscientes de lo que aprenden. A un niño de dos añps se le puede empezar a explicar determinados hábitos que le ayudarán a ser más responsable a medida que vaya creciendo. Esto no significa, ni mucho menos, que el bebé tenga que hacer ninguna tarea de la casa, pero sí es verdad que los bebés pueden aprender ciertas rutinas para colaborar y ayudar en las tareas domésticas.

  • Enseñar valores a los hijos:  los papás pueden enseñar una serie de valores a su niño pequeño teniendo en cuenta su edad y su capacidad. Para ello, los papás deben establecer el momento adecuado para enseñar esta nueva tarea para niños y el tiempo que el pequeño debe tener para realizarla. La idea de enseñar este tipo de valores es que los peques aprendan desde un primer momento a ser responsables. Para ello se puede comenzar con pequeñas tareas, como por ejemplo recoger el juguete que acaba de usar antes de coger uno nuevo, que lleve su servilleta a la mesa, que lleve la ropita a la lavadora, que ayude a mamá a darle la ropa para que mamá la vaya tendiendo, etc.
  • Motivar al pequeño por sus acciones: hay muchas tareas sencillas que pueden ser realizadas por niños pequeñitos; la idea es que aprendan a ayudar en casa. La forma de hacerlo es motivar al peque con frases que ensalcen su acción, como por ejemplo: ‘¡qué bien has recogido tus juguetes!’ o por ejemplo, ‘me gusta mucho cómo has colocado las servilletas en la mesa’. Es importante que los padres aprendan a motivar a sus pequeños por sus pequeñas acciones y, para ello, deben evitar desmotivarlos. Es decir, no hay que gritar, ni reñir al pequeño si no lo ha hecho bien. Al contrario, hay que usar frases motivadoras que ayuden al peque a intentarlo de nuevo. Un ejemplo sería: ‘seguro que la próxima vez lo harás mejor’.

  • Aprender a través del juego: los niños pequeños aprenden muchas tareas a través de los juegos. Es por ello que  los juegos de bebés son un buen método de aprendizaje que les incentiva para mejorar sus cualidades. Por ejemplo, si tenemos que recoger juguetes del suelo podemos pactar con el pequeñín: ‘yo regojo los coches y tú las vallas’. Planteando la tarea como un juego se conectará mucho mejor con el pequeñín y su comportamiento sorprenderá a sus papás, ya que los niños suelen hacer muchas acciones para hacer felices a los papás. ¿De qué manera motiváis a vuestros peques para que aprendan a ayudar en casa?
Foto: swambo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...