Cómo minimizar el riesgo de que los niños sufran otitis externa

Como cada año, con la llegada del verano aumentan los casos de otitis externa, infección asociada a los baños frecuentes. Para minimizar los riesgos de esta infección hay que procurar bañarse en aguas limpias, utilizar, si es posible, tapones para los oídos, secar con cuidado los oídos después de cada baño y no utilizar elementos como los bastoncillos de algodón, ya que arrastran hacia el interior del conducto auditivo las bacterias y hongos que causan el problema.

Otitis en los niños

El verano es la época del año en la que el agua es el centro del disfrute de los niños, los baños en playas, pantanos, ríos, lagos y piscinas son una constante. Precisamente es en esta época y debido al agua, cuando se incrementa el riesgo de que los niños sufran otitis externa, un problema que se caracteriza por la inflamación del conducto auditivo externo, debido a la invasión en el oído de microorganismos patógenos que encuentran lo que necesita para su proliferación, humedad y calor.

Debido a la frecuencia de los baños por el verano, la otitis externa aumenta un 50% con respecto a otras épocas del año, el agua provoca que el sistema defensivo del oído sea más débil, provocando que la fina piel que recubre el interior del conducto auditivo termine lesionándose, lo que favorece la entrada de los patógenos e irremediablemente conduce a una infección. Claro que, no siempre la otitis externa es causada por el abuso de los baños, puede darse el caso de que un niño se bañe de forma moderada, pero si sufre una pequeña una lesión en el oído o tiene reseca la piel que recubre el conducto auditivo, es suficiente para sufrir la infección.

Algunos padres se preguntan cómo minimizar el riesgo de que los niños sufran otitis externa, para empezar, hay que decir que el agua es uno de los factores de riesgo, es decir, debe ser agua limpia, por lo que bañarse en un pantano, un río o un lago, aumenta el riesgo de sufrir esta infección, la alternativa es bañarse en una piscina cuya agua suele estar tratada. Se pueden utilizar tapones para los oídos a fin de evitar que el agua se introduzca en los conductos auditivos, lo que supone una barrera frente a los patógenos. Lamentablemente esta solución es rechazada por la mayoría de los niños porque los tapones resultan incómodos, por eso suelen utilizarlos los adultos.

Por tanto, es necesario procurar que después del baño los oídos se sequen de forma suave y sin movimientos enérgicos para mantenerlos limpios y secos. Hay que limpiar suavemente porque de lo contrario, se pueden producir micro lesiones que no son percibidas por los niños porque son muy pequeñas, pero son lo suficientemente grandes como para que las bacterias y hongos se introduzcan causando una infección. No hay que utilizar soluciones como los bastoncitos u objetos que se introducen en el oído y la razón es simple, aunque parezca que limpian, arrastran hacia el interior los microorganismos elevando el riesgo de infección.

La otitis externa es una infección que debe ser tratada en el momento en el que aparecen los síntomas, ya que de lo contrario, se corre el riesgo de que se produzca una inflamación aguda del conducto auditivo externo, lo que derivaría en una pérdida de audición. Identificar los síntomas de la otitis externa es sencillo, se produce picor y dolor en los oídos, a los niños les molesta masticar, puede aparecer una secreción transparente que emerge del conducto, son síntomas que delatan que probablemente se esté sufriendo una otitis externa.

Ante la detección de estos síntomas, hay que acudir al pediatra para que recomiende el tratamiento adecuado. Hay que tener en cuenta que cada año, en la Unión Europea se producen unos 40.000 casos de otitis externa y en la mayoría son niños los afectados, algo lógico teniendo en cuenta el contacto que tienen con el agua en verano. Con los consejos indicados se logrará reducir el riesgo, pero como ya hemos comentado, no se elimina porque existen otras causas que pueden provocar la infección.

Foto | PoolSafely

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...