¿Cómo hacer que los niños se enamoren de la lectura?

Usualmente en la época vacacional los pequeños se alejan de la mayoría de sus rutinas, incluyendo la lectura. Sin embargo, este hábito reporta incontables beneficios. No dejes que lo abandonen. Alímentalo con las 5 estrategias que acá te describimos.

niños lectura

Recientes estudios señalan que la lectura en voz alta constituye una forma eficaz de reforzar el aprendizaje en los infantes. Bastarán 15 minutos al día para lograr que se desenvuelvan mejor en sus estudios, aumenten sus probabilidades de avanzar al plano profesional, estimulen su creatividad e incrementen su habilidad de lenguaje.

Demuestra a tus hijos que la lectura es un pasatiempo divertido y positivo, que les permitirá crear espacios de entretenimiento en solitario o compañía. ¿Cómo hacerlo? Accede a la guía que la psicóloga Isabel Pintor, en alianza con una web de libros infantiles, ideó para fomentar el hábito de la lectura en los pequeños. A juicio de esta especialista, el éxito está en hacerles ver que más que una obligación, la lectura es el camino hacia un mundo de innegables aventuras.

5 pasos esenciales para hacer de tu hijo un lector

El manual, diseñado para niños de 4 a 9 años, fue elaborado considerando los planos en los que se manifiesta el cerebro: cognitivo, emocional y conductual, y propone estas cinco estrategias con las que podrás cultivar en tus niños el amor por las letras:

  1. Parte de la rutina: Haz que tus hijos asocien la lectura con horas específicas, así crearás un sano hábito que lo llevará a sumergirse en historias interesantes y cautivadoras. Si tienes un niño pequeño, es ideal que le leas algún cuento antes de dormir, así irá relacionando la lectura con un momento de relajación.
  2. Ubica temas de interés: Busca junto con tu hijo un tema que le atraiga y escoge textos referentes a él. A medida que avance en edad, acompáñalo a la biblioteca o a la librería a encontrar su próxima lectura. Déjalo curiosear en las diferentes portadas. Eso le ayudará a identificarse con sus autores e historias preferidas.
  3. Sé un ejemplo a seguir: En tus hijos encontrarás a tus imitadores por excelencia. Mientras más te vean leer, más se interesarán por los libros.
  4. Compartan la lectura: Haz de la lectura un momento familiar, de esa forma podrás inculcarle a tus hijos numerosos valores, podrás responder sus dudas y fomentarás el sano compartir.
  5. Hazla divertida: Invítalo a pintar los personajes de las historias y recreen juntos sus escenas favoritas. Haz una voz para cada personaje, varía tanto la entonación como el énfasis. Verás que cada día tu niño será más creativo y relacionará la lectura con instantes divertidos en familia.

El acompañamiento es clave en el proceso

Ahora que tu hijo comenzó a formarse el hábito de la lectura y lo has acompañado a buscar nuevos títulos y aventuras, debes mantenerlo motivado. Los siguientes consejos te ayudarán a eso:

  • Deja que elija sus lecturas: En caso de que conozcas su próximo libro, no dudes en hacerle algunos comentarios y motívalo a hablar de la historia cuando termine de leer.
  • Haz que relacione la lectura con momentos felices: Lograrlo es sencillo. Puedes regalarle algún libro por su cumpleaños, Navidad o como recompensa por los logros personales o académicos.
  • Reconoce sus avances: Cuando lea felicítalo por sus mejoras en pronunciación, por respetar los signos de puntuación o por su soltura. Reforzarás su autoestima y le mostrarás que puede ser cada vez mejor.

Es comprensible que el presupuesto pueda condicionar ciertos pasatiempos, pero no dejes que te ocurra con la lectura. Es cierto que no siempre se pueden disponer de sustanciosas bibliotecas familiares. No obstante, puedes obsequiarle a tu hijo un pase a la biblioteca más cercana y fijar un día para una visita en familia. Haz convenio con otras madres e intercambien publicaciones, eso será de mucho provecho.

Aboga por la flexibilidad. Crear un régimen estricto con temas o números de lecturas definidos, puede volverse una “carga” y ser contraproducente. En vez de ello muéstrale el sinfín de aventuras que esconden las páginas, fomenta el espacio de la lectura como un compartir familiar y armonioso, un tiempo para relajarse. Ese es el mayor de los secretos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...