Cómo hablar con la infancia sobre el COVID-19

La OMS y Unicef proporcionan una serie de consejos sobre cómo hablar con la infancia sobre el COVID-19, se trata de consejos que ayudarán a que los más pequeños comprendan la situación actual, no sufran ansiedad y se sientan escuchados, atendidos y protegidos.

COVID-19

Estamos viviendo una situación que ha alterado la vida y rutinas de toda la población y en especial de la infancia, con la que hay que tener una especial atención para que comprendan la situación. Explicar a los niños y niñas qué es COVID-19, cómo se transmite, por qué es tan importante seguir las medidas higiénicas, comprender por qué es tan necesario quedarse en casa y respetar la cuarentena, etc., son muchas las cuestiones que se deben abordar para que los más pequeños se sientan tranquilos, seguros y protegidos.

Es muy fácil que los menores se sientan abrumados y desbordados ante lo que escuchan sobre el COVID-19 y la situación excepcional que todo el mundo está viviendo, es normal que se sientan ansiosos, que tengan dificultades para comprender toda la información que están recibiendo. Por eso es importante hablar con los niños y niñas, ayudarles a comprender, enfrentarse al problema y que hagan una contribución positiva para con los demás. Muchos podemos plantearnos cómo hablar con la infancia sobre el COVID-19, en este sentido, merece la pena tener en cuenta los consejos que proporciona la OMS (Organización Mundial de la Salud).

Es recomendable invitar a los menores a hablar sobre el COVID-19 y averiguar qué saben, a partir de esta información se puede empezar a hablar con ellos, utilizando cualquier material que sirva de ayuda para que tengan una mejor comprensión, como dibujos, historias, cuentos y juegos. La OMS explica que no hay que minimizar o evitar la preocupación de los menores, hay que reconocer sus sentimientos y transmitirles que es normal que se puedan sentir asustados por la situación. Es muy recomendable que sepan que les escuchamos, que les prestamos toda nuestra atención y que entienden que pueden hablar con nosotros sin ningún tipo de problema.

Los niños tienen derecho a recibir información veraz sobre lo que ocurre en el mundo, pero, por otro lado, los adultos tenemos la responsabilidad de mantenerlos a salvo de la angustia, por ello es necesario utilizar un lenguaje apropiado a la edad, observar las reacciones que tienen al recibir la información, sensibilizarnos con el nivel de estrés y ansiedad que expresen. A la hora de responder preguntas, es necesario informarse a través de canales oficiales como el de la OMS, no hay que deducir, inventar o creer en la información de webs o canales de dudosa credibilidad.

Información del coronoavirus para los niños

Alentar las medidas higiénicas y en especial el lavado de manos con regularidad, explicándoles que es un modo de protegerse y proteger a los demás, como hay que toser o estornudar cubriéndose con el codo flexionado, explicarles por qué hay que mantener las distancias con otras personas y en especial si estornudan, tosen, tienen dificultades para respirar, etc. Es muy importante proporcionar tranquilidad, especialmente en un contexto en el que reciben mucha información sea a través de la televisión o los medios digitales, haciéndoles creer que corren mucho peligro. La respuesta a esta situación es la normalidad, seguir rutinas a la hora de comer, jugar, dormir, crear un entorno distendido en el hogar que los relaje y les aleje de la percepción de peligro.

La OMS comenta que el brote de coronavirus ha traído consigo numerosos informes de discriminación racial en todo el mundo, por lo que es importante asegurarse de que los menores no están experimentando esa discriminación ni contribuyendo a ella. Hay que hacer hincapié a la hora de explicar que el coronavirus no tiene nada que ver con el aspecto de una persona, de su lugar de procedencia, con el idioma que habla, con su cultura, etc., la enfermedad no sabe de razas, ni de otras cuestiones que no tienen nada que ver con la biología del ser humano.

Compartir con los niños y las niñas las historias donde abundan los actos de bondad y generosidad es importante, por supuesto, hacerles participes, por ejemplo, con el aplauso colectivo desde el hogar, agradeciendo la labor que llevan a cabo el personal sanitario, los cuerpos de seguridad del estado, etc. Mostrarles la gran labor que realizan y con la que ayudan a proteger a todo el mundo, y aprovechar la situación para que vean el lado positivo y la importancia de esos valores humanos de calidad.

Los padres son un modelo a seguir por los niños, por lo que nuestro comportamiento es importante, no ser alarmistas, procurar relacionarnos con amigos y familiares a través del teléfono, internet, etc., hablar de otros temas que ayuden a relajarse, todo ello ayudará a crear una atmósfera positiva que los menores agradecerán. Estos son sólo algunos consejos de gran interés que proporciona Unicef, pero también podemos consultar otros adicionales que proporciona la OMS y que ayudarán a que los niños puedan abordar esta crisis sanitaria mucho mejor, con confianza, tranquilidad y seguridad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...