Cómo fomentar la autoestima en los niños

Es muy importante que los niños gocen de un buen nivel de autoestima, algo que permitirá un desarrollo adecuado, sentirse plenos y positivos en la vida. Por ello, los padres deben saber cómo fomentar la autoestima en los niños.

Autoestima infantil

A través de Caring for Kids podemos conocer un interesante artículo que nos proporciona algunos consejos para fomentar la autoestima infantil. Se define como autoestima a un conjunto de percepciones que comprenden los pensamientos, los sentimientos, las tendencias de comportamiento, auto evaluaciones, etc. La autoestima es muy importante ya que concierne al propio ser, a la manera de ser y al sentido de la valía personal, es decir, el nivel de autoestima condiciona la manera de estar y actuar en el mundo, de ahí su importancia. Que los niños sean capaces de afrontar diferentes situaciones de la vida de una forma positiva es importante, algo que deriva además en mayor responsabilidad de las acciones que llevan a cabo y en ser más respetuosos con el resto de la sociedad. Ayudar a desarrollar la autoestima hará que los niños se sientan mejor y se formarán plenamente como personas.

Los niños que gozan de un buen nivel de autoestima son más felices, disfrutan de las actividades sociales, son más capaces de hacer amigos, pueden jugar solos o en compañía, hablan con comodidad, son más creativos y desarrollan sus propias ideas. Por el contrario, si el nivel es reducido, los niños tienen pocos amigos, problemas de comportamiento, no siguen las reglas, se sienten cansados o deprimidos, se desaniman con facilidad, no quieren probar cosas nuevas, se podría decir que tienen un comportamiento geocentrista. Por tanto, es muy importante saber cómo fomentar la autoestima en los niños.

Según el mencionado artículo, la autoestima se inicia con el apego de los niños con sus padres, casi desde el nacimiento, crece paralelamente al desarrollo de los niños, para construirla es necesario que los niños se sientan queridos, valorados y aceptados, estar con los niños, jugar y compartir actividades, ayudarles en los estudios, todo ello revierte en positividad, hace que los niños se sientan más seguros de ellos mismos y estén dispuestos a probar cosas nuevas. Tras sacar buenas notas en un examen o lograr un buen resultado jugando al fútbol u otros deportes, los elogios y el aliento ayudarán a que los niños se sientan bien, a decir verdad, ocurre lo mismo con los adultos.

Los consejos para fomentar la autoestima son los siguientes: Mostrar a los niños mucho amor, comprensión y aceptación, pasar tiempo con ellos, los padres deben ser un referente en cuanto a comportamiento y actitud positiva, como sabemos los hijos toman muchos ejemplos de sus padres. Enseñarles a que sean pacientes y persistentes en sus objetivos en la vida, cómo hacer frente a los problemas que se les planteen, mostrarles qué beneficios conllevan este tipo de actitudes.

Mostrar interés por lo que comparten, ya sea a través de los juegos, las explicaciones de sus experiencias, las preguntas que realizan, dejar que desarrollen su personalidad pero siempre de forma constructiva. Establecer claramente las reglas y límites que se deben seguir en cada etapa del desarrollo, reglas que les ayudarán en cierto modo a sentirse más seguros y protegidos, capaces de tomar sus decisiones con más coherencia.

Explicarles lo bien que nos sentimos cuando nos ayudan o cooperan en una tarea, siguen las reglas marcadas o hacen cosas que son positivas, demostrarles que este comportamiento nos gusta y que nos sentimos orgullosos de ello. Ayudar, animar y apoyar, sobre todo si se esfuerza por alcanzar una meta, como por ejemplo aprobar un examen, pero siempre sin exagerar y sobrevalorar, eso no resulta positivo. Compartir experiencias de nuestra infancia hablando acerca de nuestros éxitos y fracasos y lo que hemos logrado aprender a partir de ello, ayudar a los pequeños a aprender de sus errores y qué soluciones puede adoptar en futuras ocasiones pero dejando que ellos decidan, piensen y valoren. Proporcionarles responsabilidades como por ejemplo ayudar en las tareas del hogar. Por último, crear un ambiente sano, agradable, acogedor y seguro, donde los niños se sientan cómodos y felices, evitar las peleas y discusiones familiares delante de los niños, respetarles en todo momento evitando amenazas, malos gestos o castigos injustificados y exagerados.

Hay que decir que determinados síntomas o comportamientos no son siempre un indicador de baja autoestima, algunos niños prefieren jugar solos y no quiere decir que no sean sociables. De todos modos son muchos los indicadores y generalmente se conjugan varios a la hora de determinar que no están bien. Si a pesar de seguir estos consejos, los niños siguen sufriendo baja autoestima, se recomienda llevarlos al especialista por si tienen otro tipo de problemas que les provoca sentirse tristes, desanimados, poco sociables, etc.

Foto | Neticola

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...