Cómo evitar accidentes que ocasionan el Pie de Bicicleta

Evitar el pie de bicicleta

El llamado Pie de Bicicleta es un trastorno ortopédico que puede prevenirse, ya que se trata de una afección que surge a partir de un accidente que puede ser evitado tomando los recaudos necesarios, por lo que los padres debemos estar atentos y ser los principales encargados de cuidar la salud de nuestros hijos en todos los aspectos.

De acuerdo a la información ofrecida por la Sociedad Argentina de Ortopedia y Traumatología Infantil (SAOTI), el 98% de los accidentes que suelen presentarse en las guardias médicas de los centros de salud están relacionados a lo que se denomina Pie de Bicicleta.

Como mencionamos en un artículo anteriormente publicado en Pequelia, el Pie de Bicicleta es un accidente que se produce cuando el niño introduce su pie en los rayos de la rueda en movimiento, por lo que la rotación de la misma ocasiona diferentes lesiones en los tejidos blandos del tobillo y del pie.

Por lo general, este accidente suele ocurrir cuando el pequeño es transportado en el portaequipaje de la bicicleta de un adulto, colocado sobre la rueda trasera del rodado. Por ello, debemos ser los padres quienes tomemos los recaudos necesarios para evitar que se produzca el incidente.

En la mayoría de los casos, este tipo de lesión suele ocurrir en niños que se encuentran en la edad de entre los 2 a los 6 años, ya que es el período en el cual los padres llevan a sus hijos en el portaequipaje de sus bicicletas.

Por supuesto, con la llegada de la época estival, este tipo de accidentes suele incrementarse, ya que es el mejor momento para compartir un divertido paseo en familia al aire libre.

Cómo prevenir el accidente?

Debido a que el porcentaje de accidentes de este tipo suele ser elevado, sobre todo en verano, produciendo diversas lesiones en los niños, las cuales son evitables, los especialistas aconsejan a los padres tomar algunos simples recaudos para prevenir estos incidentes.

Lo ideal es establecer un sistema de seguridad, mediante la protección de las ruedas delanteras y traseras de la bicicleta, que puede realizarse con la incorporación de mallas protectoras o cubiertas plásticas, que han sido desarrolladas especialmente para este tipo de usos.

Por otra parte, también es conveniente utilizar asientos con protectores plásticos, los cuales poseen el receptáculo de apoyo del pie del niño, ya que este tipo de sillas ha sido diseñada para evitar que sucedan accidentes.

Qué medidas tomar ante el accidente?

Si bien es recomendable tomar los cuidados necesarios para evitar accidentes, lo cierto es que muchos padres no toman conciencia del peligro que representa llevar a los niños pequeños en el portaequipaje de la bicicleta del adulto, hasta el momento en que se produce el incidente.

Por ello, es importante conocer cuál la mejor forma de actuar si nos encontramos frente a una situación como esta. Tengamos en cuenta que los padres solemos culparnos cuando nos enfrentamos a este tipo de circunstancias, lo cual por lo general no nos permite reaccionar de la forma adecuada, ya que la desesperación nos invade.

De acuerdo a los consejos brindado por los expertos, lo primero que debemos hacer es detener la bicicleta. Luego, no debemos intentar sacar el pie del niño a la fuerza, ya que podríamos llegar a provocar mayores daños.

Lo que haremos será abrir los rayos de la rueda para poder retirar el pie cómodamente y sin ocasionar más lesiones. Una vez que hemos logrado sacar el pie del niño, deberemos limpiar la zona afectada de manera adecuada utilizando agua, y por supuesto realizar la consulta médica lo antes posible.

Vía | SAOTI
Foto | DigiSmile

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 1
Loading ... Loading ...