Cómo estimular a tu hijo con música

Cómo estimular a tu hijo con música

Anteriormente hablamos de los numerosos beneficios que la música tiene sobre nuestros hijos. Desde mejorar su capacidad de concentración y de aprendizaje, mejorar sus relaciones con otros niños o su capacidad motriz, hasta incidir en el aprendizaje de nuevos idiomas o el sentido del ritmo.

Desde aquí os daremos las claves de cómo estimularlos y cómo lograr que esos métodos sean efectivos.

Es recomendable que los papás se animen a cantar con sus bebés y compartan con ellos sus melodías favoritas. Se recomiendan canciones de letras sencillas que insinúen contacto físico, de animales que incluyan onomatopeyas, de balanceo, bailes sencillos y audiciones de música clásica de fácil estructura y de corta duración.

Pero la estimulación musical no se debe limitar a la audición de canciones u obras instrumentales. A medida que la madurez del bebé lo vaya permitiendo, sería beneficioso combinar música y movimiento, incorporando palmadas, mímica y baile, y animarle a que nos imite. Además con ello les damos a entender que la música es fuente de diversión.

A los niños les encanta experimentar, por lo que se podría poner a su alcance objetos sonoros (instrumentos musicales o no), con los que pueda generar ruidos o sonidos. También puedes enseñarle a escuchar, llamándole la atención sobre los sonidos del entorno (el timbre, el teléfono, la ambulancia, el canto de un pájaro…).

De igual forma intenta estimular la voz, el lenguaje y el canto. Para ello que escuche rimas y cuentos musicales, incluso grabar su voz para que luego se oiga. Otra buena actividad sería bailar con ellos en brazos mientras le cantamos o escuchamos una melodía. Es conveniente que oigan audiciones completas para que vayan percibiendo el patrón musical. Para ello deberemos seleccionar obras de corta duración.

Puede ser divertido investigar sobre la clase de música que le gusta al niño. Seleccionar distintos tipos y ver sus reacciones. Seguramente, al principio, le agradará la música suave, pero sus gustos irán variando a medida que crezca.

Si queremos que disfruten de verdad, escuchemos sus preferencias y tengamos en cuenta sus aptitudes. No hay que empeñarse en que elijan el instrumento que a nosotros nos gusta.

Y tu ¿utilizas alguna otra técnica?, ¿nos la cuentas?

Más información: conmishijos.com

Foto: acornchief

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...