¿Cómo enseñar a los niños a ahorrar?

La educación financiera de tus hijos no tiene que ser aburrida o complicada. Por el contrario, puedes explicarles conceptos básicos y hacerlos partícipes de juegos, cuentos y pequeñas responsabilidades.

ahorro infantil

Obsequiarle una hucha es una buena manera para promover hábitos de ahorro en los niños desde temprana edad. Sin embargo, para que realmente tomen consciencia sobre el valor del dinero y su utilidad, debes hacerles entender el objetivo de ahorrar.

Asignarles una mesada podría ser provechoso, siempre y cuando se les explique que administrándola correctamente podrían adquirir ropa, juguetes, libros u otros artículos de su interés. Deben entender que la mayoría de esos productos tienen costos considerables, y que sólo se pueden obtener si se establece un plan de ahorro.

Eso sí, procura que en principio esas metas de ahorro sean a corto plazo, como máximo 20 días. Durante ese tiempo, se pueden hacer cuentas con ellos, para que sepan cuánto demorarán en reunir el dinero que necesitan.

Por otra parte, es importante hacerle comprender, que ahorrar supera el plano monetario. Se ahorra cuando se usan de manera adecuada los recursos, y cuando se intercambian libros, juguete y demás artículos entre amigos.

Aprendiendo a ahorrar a través del juego

Con actividades lúdicas se logra familiarizar a los infantes con esos primeros conceptos de economía, que le ayudarán a crear hábitos favorables para toda la vida. ¿Cómo aplicar esto con tu hijo? Puedes hacerlo de la siguiente manera:

  • Enséñale a manejar dinero de juguete. Si tienen una tienda de comida, por ejemplo, y tu hijo se ocupa de manejar la caja registradora, identificará con facilidad las distintas denominaciones de los billetes y monedas, y qué podría obtener con cada uno de ellos.
  • Incluye una tarde de juegos como Monopoly, para que pueda comprar o vender. Cono ese juego de mesa le irá captando cómo se puede invertir el dinero y los riesgos que eso puede implicar.
  • Los niños aprenden a través de los cuentos. Escoge algunos con personajes que tengan el hábito de ahorrar.

Los ejemplos cuentan

Los pequeños imitan las acciones de los adultos, principalmente de sus padres, por lo que conviene darles ejemplos y acciones que puedan seguir. Cuando salgas a comprar, explícales la importancia y la calidad de los productos, y la necesidad de adherirse al presupuesto.

  • Deja que tu hijo te ayude a escribir la lista de compra. Estimen juntos cuánto cuesta cada artículo y cuánto se podría gastar.
  • Permite que pague ocasionalmente aquellas cosas que quiere como juguetes.
  • Motívalo a hacer pequeños préstamos a sus hermanos o a amigos cercanos.
  • Háblale de cómo diferenciar necesidades de caprichos. También dile que el dinero se acaba y que se requiere de mucho esfuerzo para ganarlo honradamente.

Sugerencias adicionales

  • Si el niño es muy pequeño, la primera forma de enseñarle es no complaciéndolo en todo. Hay que decirle “no” en ciertas oportunidades. Enséñale cuál es la importancia de contar con un presupuesto.
  • Ayuda a que tu hijo conozca términos como el poder adquisitivo. Muéstrale en qué se diferencian las monedas de los billetes. Así, en el futuro, podrá gestionar de manera eficaz sus ingresos.
  • Cuando tu hijo esté en edad de recibir su mesada, oriéntalo sobre cómo administrarlo. Tus consejos lo harán más responsable.
  • Hazle préstamos, pero establece límites y tiempos de pago. El propósito de esta medida es enfatizar que el dinero es limitado.
  • Acompaña a tu hijo y asesórale en sus decisiones económicas desde pequeño. Esto le ayudará a establecer límites entre las compras que necesita hacer y todo cuanto pueda querer comprar.
  • Teniendo algunos caprichos insatisfechos, le inculcarás a ser paciente, porque no siempre podrá adquirir cuanto quiera en el momento que así lo desee. También lo impulsarás a tener autocontrol.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...