¿Cómo conseguir que tu hijo sea bilingüe?

Leer libros bilingües y ver programas subtitulados le ayuda a los chicos a familiarizarse con otro idioma. Si quieres que tu hijo domine más de una lengua, aplica estos consejos.

Haz que tu hijo aprenda un segundo idioma

Tanto el español como el inglés destacan en el top de los 6 idiomas más usados en el mundo. Quienes logran dominarlos, tienen más oportunidades laborales en Latinoamérica, Estados Unidos y Europa, donde las comunidades de hispanohablantes han crecido considerablemente.

Procurar que tu hijo sea bilingüe es abrirle paso a un sinfín de oportunidades. Con el inglés, por ejemplo, podrá desenvolverse en cualquier escenario profesional, dominar herramientas y programas tecnológicos que por lo general se ofrecen en ese idioma, y viajar a donde quiera sin que la comunicación resulte un inconveniente para él. Eso por mencionar algunos beneficios. 

Consejos para que tu hijo sea bilingüe

Para lograr que un niño sea bilingüe, lo ideal es enfrentarlo a las dos lenguas desde sus primeros años. Inscribirlo en una academia siempre será una gran alternativa, pero hay otros recursos que puedes usar para favorecer su aprendizaje.

En caso de que tu pareja y tú sean bilingües, resulta fundamental que cada uno le hable en un idioma distinto, para que se familiarice con ambos. En el almuerzo, en los paseos, a la hora del baño… Emplea el idioma extranjero siempre que sea posible, para que así aumente el vocabulario y afiance su capacidad de comprensión.

Por ahí dicen que “el regalo de un libro, además de un obsequio, es un delicado elogio”. Elogia a tus hijos con libros bilingües. Serán sumamente útiles para que aprecien las variaciones de los idiomas y ejerciten su pronunciación. Encontrarás alternativas para todos los niveles y edades. Para iniciar, puedes intentar con obras como El Principito, un clásico que no pasa de moda.

Motivarlos a ver programas subtitulados también funciona. El grueso de empresas de cable tienen la opción de cambiar el audio del canal.

Participen juntos en actividades que festejen la cultura de origen. Esto aplica para aquellas familias de inmigrantes. El pequeño se sentirá más identificado con su país nativo y atesorará tanto su idioma como sus costumbres.

Echa mano de los gustos musicales de tus chicos. Son incontables las personas que logran aprender otras lenguas con la música. Gracias a ella diferencian el compás y armonía de cada una y mejoran la pronunciación.  Puedes recurrir a canciones de películas insignes –cuyas canciones tienen versiones en varios idiomas- o a bandas del momento.

Recomendaciones para los padres

La paciencia se alza como un imprescindible, dado que el menor puede mostrar preferencia por una de las dos lenguas.  Es deber de los papás hacer que gradualmente las aprecie a las dos.

Buscar el apoyo de un especialista es fundamental, pues no se querrá crear una confusión al chico. Algunos pequeños que-sin saber hablar-intentan aprender dos idiomas a la vez, les cuesta desarrollar el habla. De allí que hay que estar atentos a que el retraso no sobrepase la línea de la normalidad.  Algo común, es que en sus primeras palabras mezcle los idiomas y construcciones gramaticales. Hay que orientarlo.

Si tu hijo está en edad escolar, haz que entable charlas con nativos. Serán tan educativas como una clase, pero más didácticas.

Mantén el diálogo fluido. Evita el exceso de correcciones y, en su lugar, estimúlalo a conversar. Cuando se equivoque, modela sus palabras y transfórmalas en preguntas o respuestas. De esta manera, irá aprendiendo la correcta construcción de cada oración.

Estas herramientas te permitirán darle espacio a ambas lenguas dentro de la rutina familiar. Así tu hijo las interpretará como naturales y, poco a poco, irá ampliando sus horizontes.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...