Cómo beneficia a los hijos el buen entendimiento entre padres y escuela

Los padres deben mantener una comunicación fluida con el maestro o el tutor del hijo, ya que ese buen entendimiento le proporcionará al niño muchos beneficios. Conoce cuáles.

Entendimiento entre padres y colegio

Entre maestros y padres debe haber una comunicación fluida en beneficio del menor. Algunas de las ventajas de esa comunicación es que se conoce el comportamiento de los niños en las aulas, que no es el mismo que tienen en casa, se sabe en qué aspectos podemos ayudarles desde casa para aprovechar al máximo sus habilidades y se les ayuda a conseguir un mejor rendimiento escolar.

En el caso de que haya problemas de aprendizaje o de comportamiento del niño, el contacto de los padres con los maestros ayudará a que desde casa y desde el aula se sigan las mismas directrices. Esto ayudará al niño a respetar tanto a padres como a profesores, le ayudará a formar su carácter, le ayudará a orientarse en el aula y le ayudará en el futuro para entablar mejores relaciones sociales. Esto es porque desde el colegio también se pueden encontrar ideas y herramientas efectivas para ayudar a los padres en la formación emocional de sus hijos.

En definitiva, los padres deben involucrarse con el colegio de forma que haya un buen entendimiento entre padres y maestros para que el niño se beneficie de ese contacto. Para un buen desarrollo emocional y académico del niño, éste necesita de la ayuda de los padres y de los maestros, pero estos deben ir siempre de la mano.

La forma de entablar ese contacto es a través de las tutorías. La entrevista personal con el tutor del niño debe plantearse de forma respetuosa, sincera y debe aceptarse los diferentes puntos de vista en las dos direcciones. Es muy importante que los padres escuchen lo que el maestro les explique de sus hijos, aunque en muchas ocasiones es difícil aceptar que nuestro hijo no es perfecto y que necesita pulir o mejorar aspectos personales para mejorar en clase. Aceptar de buen grado los consejos y los puntos de vista del maestro pueden ayudar a que el entendimiento con la escuela sea bueno y muy beneficioso para el hijo.

Por ello, los padres deben ayudar al maestro ya que la tarea de educar es función de los padres, pero los niños se pasan muchas horas en la escuela y por ello es importante que los padres y los maestros vayan a una. Por ese mismo motivo, nunca hay que hablar mal del maestro delante de los hijos y no se le debe quitar la autoridad al maestro en ningún caso, porque estaremos dando al niño unos mensajes muy negativos que no le ayudarán a seguir el ritmo de la clase. El niño debe respetar tanto al maestro como a sus padres, en igualdad de condiciones.

Sin embargo, esto no resta que, a veces, los padres puedan no estar de acuerdo con los métodos de enseñanza del maestro. En estos casos, se debe ser siempre respetuoso y no se debería imponer la opinión personal de los padres por encima de los  criterios del maestro simplemente por ser ‘los padres del niño’. Siempre debe llegarse a un acuerdo para beneficio del menor.

Imagen | ilmicrofono.oggiono

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...