Cómo ayudar a tu hijo a hacer los deberes en casa

Los niños deben aprender a realizar los deberes en casa sin la constante ayuda de papá o mamá, pero aunque no se les haga los deberes es importante que los padres estén pendientes. Además, se les debe proporcionar a los niños un ambiente adecuado para realizar las tareas de la escuela, así como enseñarles a parar de vez en cuando, interesarse como va en el colegio o mantener una comunicación fluida con sus profesores.

Cuando los niños ya empiezan a traer deberes a casa la primera duda que nos surge a muchas madres,  es si sabremos ayudarles o no a realizar estas tareas escolares en casa. Es importante diferenciar que los niños en casa necesitan una ayuda, no que se les haga los deberes. Por ello, es importante dejarles que puedan pensar y buscar las soluciones a los problemas por sí solos, ya que solucionarles los problemas de matemáticas o física, por ejemplo, les perjudicaría seriamente a largo plazo. Lo que si es importante es procurar el ambiente necesario para que puedan realizar cada día los deberes estableciendo las rutinas que les permita acostumbrarse a realizar estas tareas diariamente.

En verano también se realizan algunas tareas, es importante no dejarlas para el final.

Aunque no se les debe hacer los deberes, si el niño tiene una duda que podemos resolverle, se le puede ayudar, pero es necesario que el pequeño se esfuerce y busque sus propias soluciones. Las madres, debemos vigilar que los niños tengan el espacio de los deberes listo y con el material suficiente para que el pequeño no tenga que estar pidiendo cosas a cada momento: lapices, folios, goma, etc. Además, debe ser un espacio con luz, aireado, alejado de los sonidos y que no tenga a mano ni televisiones, ni aparatos electrónicos que lo puedan despistar o distraer del fin que persiguen los deberes: concentración.

Por otro lado, se debe enseñar al niño que debe parar cada cierto rato, es decir, cada hora debe levantarse cinco minutos y distraer un poco la cabeza, además de que debe hacer paradas para merendar, por ejemplo. Es importante que los niños se acostumbren a realizar los deberes diariamente y en periodos vacacionales también, porque además de descansar deben realizar los deberes no dejándolos para el último momento. Los padres no deben hacerle sus tareas, pero es evidente que deben estar ahí para reforzar el hábito del estudio y animar al niño a que haga sus tareas en el tiempo oportuno y evitar que lo deje todo para el último momento.

Por último, podemos, como padres, hablar con el profesor y mantener una comunicación fluida sobre las tareas del niño. De esa manera, además de saber como va nuestro hijo  académicamente, podemos encontrar buenos consejos por parte de los maestros que nos pueden ayudar en las labores desde casa para con los deberes de nuestros niños.  Además, si vemos que nuestro hijo tiene problemas de concentración o ves que le cuesta seguir el ritmo, se debería consultar con el pediatra por si acaso tiene problemas de visión o si fuera necesario, contratar clases particulares de refuerzo. No olvides premiar y animar al niño cuando su esfuerzo ha tenido una recompensa, como por ejemplo buenas notas.

Foto | Jolante en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...