Cómo ayudar a los niños con los deberes del cole

Las principales claves para ayudar a los niños con los deberes del cole

ayudar a lo niños con los deberes del cole

Una de las grandes dudas que compartimos muchos padres es cómo. Pues bien, hay una serie de pautas que debemos tener muy claras para no cometer ningún tipo de error.

La motivación juega un papel fundamental. Si nuestros hijos perciben que nos da pereza sentarnos a estudiar o hacer los deberes con ellos, sentirán exactamente lo mismo. Es por ello que debemos tener muy claro cuál es nuestro papel como padres y hacerlo lo mejor posible.

Ayudar a los niños con los deberes del colegio: pasos a seguir

Estos son los pasos que debemos seguir como padres a la hora de ayudar a los niños con los deberes del colegio. Si realmente queremos ser útiles para la educación de nuestros hijos, es importante tenerlos en cuenta.

  1. Ambiente adecuado: lo primero y más importante es crear un ambiente de estudio adecuado, que fomente la concentración y la atención. Nada de ponernos a hacer los deberes en el salón, con la televisión puesta. Nuestros hijos deben tener en su habitación una mesa y una silla para que siempre hagan ahí sus deberes.
  2. Organización y tranquilidad: uno de los principales errores que cometemos como padres es ponernos a hacer los deberes con nuestros hijos con prisas, dejándolos para el último momento del día. Es importante que le dediquemos el tiempo necesario y lo hagamos con tranquilidad y sin prisas.
  3. Horario: por supuesto, es importante que planteemos un horario concreto. De esta manera los niños se acostumbran a estudiar en un horario concreto cada día, creando así un hábito. Como resulta lógico, hay que plantear un horario prudente, respetando siempre el horario del baño, la cena y el descanso.
  4. La palabra del profesor: como padres en ningún caso debemos desautorizar al profesor de nuestros hijos, y mucho menos con ellos delante. Si desde el primer momento empezamos a criticar la gran cantidad de deberes que tienen, los niños se sentirán frustrados. Si realmente tenemos este pensamiento, lo mejor que podemos hacer es acudir al centro y concertar una reunión con el profesor.
  5. Calma: después de todo el día trabajando, es normal que nos invada el cansancio. Además, nuestros problemas laborales y/o personales pueden pasarnos factura. Pero no debemos pagarlo con nuestros hijos. El momento de hacer los deberes debe ser de calma y tranquilidad. La paciencia es clave.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...