Comer mucha carne en la infancia adelanta la menstruación

Pubertad precoz

Según una investigación realizada por expertos de la Universidad de Brighton (Reino Unido), comer mucha carne en la infancia adelanta la menstruación de las niñas. Según los datos del estudio, comer más de ocho raciones de carne semanales a los 3 años de edad y 12 raciones de carne a los 7 años, incrementaba en un 75% las posibilidades de tener la primera menstruación a los 12 años de edad.

Los resultados muestran que existe una relación entre una dieta rica en carne y el adelanto de la pubertad. Los expertos aluden además a otros estudios que indican que la menstruación precoz está asociada a un aumento del riesgo de cáncer de mama. Una explicación para esta relación sería el alto contenido en zinc y hierro que presenta la carne, elementos que son necesarios para el embarazo. Los minerales y proteínas de la dieta afectarían a los niveles hormonales provocando la menstruación precoz.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores estudiaron la dieta de más de 3.000 niñas de hasta 12 años de edad, el seguimiento se realizó desde el nacimiento, tomando datos sobre la dieta de las niñas a los 3, a los 7, y a los 10 años de edad. Cuando las niñas cumplieron casi los 13 años de edad, las dividieron en grupos, las que no habían tenido todavía la menstruación y las que ya habían comenzado a menstruar.

El siguiente paso fue realizar una comparativa sobre las dietas mantenidas en cada rango de edad, como hemos dicho antes, la relación más notoria se establecía a los 7 años de edad, las niñas que tuvieron antes el periodo habían disfrutado de una dieta mucho más rica en carne, a diferencia de las niñas que no tenían todavía la menstruación. En el estudio del que se habla en BBC, no se tuvieron en cuenta otros valores como el peso corporal, de hecho, otros estudios relacionan que las niñas que son más grandes tienden a menstruar antes. Quizá, como valor añadido, habría sido interesante que se hubieran tenido en cuenta en la investigación otros valores como el peso, el nivel socioeconómico, etc.

Los expertos concluyen con una regla de oro, es necesario comer de todo pero siempre con moderación, pero también indican que la vinculación entre la pubertad precoz y el consumo de carne es plausible, algo que no terminamos de comprender. Todos los detalles de la investigación han sido publicados en la revista electrónica Public Health Nutrition.

Foto| Rolands.lakis

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...