Colesterol Infantil

Colesterol Infantil

Al igual que la hipertensión, el colesterol era hasta no hace mucho una afección exclusivamente de adultos. O al menos nunca se había evaluado el colesterol infantil.

Sin embargo, existen avances médicos en torno al hecho que confirma que los niños pueden padecer también de colesterol elevado, así como de sus efectos en relación a las enfermedades cardiovasculares en la edad adulta.

Las causas de colesterol infantil son muchas y atienden a múltiples factores, entre los que destacan un estilo de vida sedentario –impuesto por el tipo de vida, así como una alimentación deficiente basada en comida alta en grasas y azúcares, como causas principales de un aumento de colesterol en la infancia.

Si bien es cierto que el colesterol ejerce un papel fundamental en nuestra salud por su naturaleza equilibradora de la membrana celular, existe otro tipo de colesterol conocido comúnmente como colesterol malo, que si presenta niveles elevados, puede ser nocivo para la salud. En los niños, se considera colesterol elevado cuando está por encima de los 200 MG /DC, siendo su nivel óptimo inferior a 175.

Los peligros del colesterol infantil

Uno de los principales riesgos a los que se someten los niños con colesterol elevado es que ésta es una afección silenciosa, que va deteriorando el organismo y pone al niño en riesgo de padecer enfermedades del aparato cardiovascular en la edad adulta. Aunque no se ha podido establecer una relación entre el colesterol alto en la infancia y en la edad adulta, lo cierto es que cuanto antes se diagnostique el problema y se ponga freno al mismo, menores serán las posibilidades de desarrollar un problema de colesterol alto en la edad adulta.

Recomendaciones para prevenir o reducir los niveles de colesterol infantil

Como decíamos, son los niños sedentarios y con sobrepeso los más expuestos a padecer colesterol infantil alto. Por este motivo, es recomendable que lleven una dieta saludable y equilibrada, en la que se elimine o reduzca la ingesta de grasas saturadas siguiendo las siguientes pautas:

  • Aumento del consumo de verduras y frutas, idealmente frescas.
  • Reducción del consumo de carnes rojas y aumento de la ingesta de pescado.
  • Asegurarse que el niño sigue un plan de ejercicios deportivos acorde a su edad y poner freno al sobrepeso.

Como recomendaciones finales, destacar que ha sido la ingesta de la denominada “comida basura” la que, de la mano del aumento de sobrepeso infantil, ha traído a la vida de los niños, afecciones eminentemente de la edad adulta como la hipertensión, la diabetes y el colesterol. Cuidemos a nuestros niños.

Fuente | Pediatraaldia

Foto | Jonf728

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...