Cirugía en niños con espina bífida para controlar la vejiga

Incontinencia urnaria

Expertos del Hospital William Beaumont de Michigan y de un hospital chino, han logrado realizar una cirugía en niños con espina bífida para controlar la vejiga, se trata de un gran avance que permitirá que los niños recuperen el control sobre su vejiga, algo que hasta el momento no podían realizar debido a la insensibilidad de los nervios urinarios provocada por esta enfermedad.

Los especialistas en Neurocirugía y Urología han logrado redirigir los nervios del sistema urinario de modo que a través de un pellizco en la pierna se podrá vaciar la vejiga. La técnica empleada une un nervio de la zona lumbar con el muslo y con otro de la parte sacra (zona donde se encuentra el Coccys y el Os sacrum) que actúa presionando la vejiga. La unión de los nervios permite que el pellizco en la pierna estimule el nervio que presiona la vejiga y así esta puede vaciarse.

La nueva técnica de cirugía se ha desarrollado para los casos de espina bífida, un defecto del tubo neural caracterizado por la desprotección de la médula ósea que provoca, entre otros muchos problemas, la incontinencia de las heces y la orina, aunque todo dependerá del grado de la enfermedad ya que en algunos casos la incontinencia es parcial. La técnica también podría emplearse para aquellos pacientes que presentan problemas como la paraplejia.

Las ventajas recibidas con la nueva cirugía son varias, la eliminación de las sondas que se utilizan para vaciar la vejiga y por tanto la reducción de las infecciones urinarias que se producen y de los daños que pueden sufrir los riñones a consecuencia de las infecciones. De momento, sólo se han operado a tres adultos y nueve niños en una experiencia piloto con esta nueva técnica, es necesario comprobar la efectividad de la unión entre nervios, parece ser que los resultados obtenidos son muy satisfactorios aunque como cabía esperar, existen algunos efectos secundarios que por el momento parecen ser temporales.

Los niños intervenidos sufrieron una pérdida de fuerza en las piernas que les obligó a utilizar la silla de ruedas durante un mes, pero se trató de una debilidad muscular transitoria. Quizá merece la pena superar los efectos secundarios, hay que tener en cuenta que 7 de los 9 niños intervenidos ya no han necesitado la sonda, algo que mejora la salud y la calidad de vida. Algunos padres están muy satisfechos con el trabajo de los especialistas e indican que por primera vez sus hijos han logrado levantarse de la cama sin haberse orinado.

En China sin embargo, la experiencia se traduce en 1.000 intervenciones, dado que la técnica fue desarrollada por un especialista de este país, el doctor Chuan-Gao Xiao. De momento hay que contener la euforia y esperar a conocer si se producen otros efectos secundarios y si estos serían permanentes en lugar de temporales. Sin duda, es un gran avance que permitirá hacer más llevadera la enfermedad.

Vía | ABC
Foto: Agnieszka Steinhagen

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...