Ciencia al alcance de los más pequeños de la casa

Si tus pequeños tienen demasiada energía, canalizarla hacia el descubrimiento de la Ciencia puede ser positivo.

Una forma de acercar los niños a la ciencia

La mayoría de los niños normalmente suelen ser bastante inquietos y traviesos. Dado a ello muchas veces los padres entran en desesperación por no saber cómo hacer para calmarlos un poco.

Pero, qué pasaría si esa energía la canalizáramos y la volviésemos conocimiento con la puesta en práctica de un poco de ciencia.

Por otro lado, existen situaciones donde el niño se aburre con facilidad o se siente desanimado, como cuando se encuentran internados en hospitales por algunos problemas médicos.

Enseñarle algo de ciencia fácil en estos momentos también podría funcionar como un perfecto elemento de distracción y enseñanza.

No esperes más, calma el nerviosismo, desesperación o inquietud de tu pequeño haciendo explotar un volcán o generando electricidad. Esto solo se trata de un poco de ciencia fácil que podrás realizar con los materiales que tengas al alcance de tus manos.

Creación de la Cienciaterapia

Para enseñarle un poco de ciencia a tu hijo o hija no tienes que ser experto, solo debes poner a volar tu creatividad y usar todos los materiales que tengas al alcance de la mano. Así surgió una de las iniciativas más importantes de España, Cienciaterapia, de la mano del doctor Jesús Ángel Gómez.

La misma consiste en preparar talleres cortos, experimentos y actividades colectivas relacionadas con la ciencia que se imparten entre los pasillos de los hospitales.

Esto ayuda a entretener a los pequeños y aliviar sus malestares al menos por un momento. Una forma divertida y más humana de aprender.

Esta innovadora fundación ya se ha vuelto tan famosa que ha recorrido 9 centros hospitalarios de toda España. Y pretende extenderse a otras ciudades con la formación y colaboración de nuevos voluntarios que estén dispuestos a generar nuevo conocimiento en los pequeños.

Objetivos de Cienciaterapia

1)Aliviar y distraer a los pequeños que tienen mucho tiempo internados en el hospital, debido a que padecen enfermedades complejas, como lo es el cáncer.

2)Puede ayudar a que los padres de los enfermos se relajen por la hora y media que dura el taller, dedicándose tiempo para ellos mismo o simplemente llevando a cabo otras actividades distintas al cuidado del pequeño.

3)Enseñar un modo de ciencia divertido y dinámico. Talleres en donde los niños puedan aprender sin necesidad de utilizar materiales especializados.

Lo más importante de todo es que estos talleres también pueden ser una enseñanza para los padres, debido a que les brinda una herramienta didáctica para entretener a su pequeño en casa mientras comparten tiempo de calidad y conocimiento.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...