Campañas publicitarias peligrosas para niños

Campaña medioambiental de Carrefour

Hoy conocemos un ejemplo más de campañas publicitarias peligrosas para niños, campañas que aunque pueden tener un objetivo loable, sus contenidos pueden inducir a a los niños a tener conductas peligrosas.

Como sabemos, Carrefour realizó una campaña para anunciar que retiraba las bolsas de plástico que ofrecía gratuitamente para el transporte de la compra, con el fin de reducir el daño medioambiental que las bolsas de plástico provocan, tanto en su elaboración como en el tiempo que tardan en degradarse en el medio ambiente. Pues bien, la imagen utilizada en la campaña, un hombre con una bolsa de plástico en su cabeza con el mensaje “Con menos bolsas de plástico todos podremos respirar más tranquilos”, deberá ser retirada al ser peligrosa para la población infantil, ya que puede alentar a los niños a cubrirse con una bolsa la cabeza con los riesgos que ello conlleva.

La imagen en cuestión aparecía en los folletos publicitarios y en los puntos de venta de la cadena, posiblemente la peligrosidad de la imagen pasó inadvertida para muchas familias, pero no para AVACU (Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios), esta organización fue la primera en denunciar la imagen sabiendo que los niños imitan lo que ven y que este acto podría traer graves consecuencias. Autocontrol, la organización responsable de la autorregulación publicitaria, ha obligado a Carrefour a la retirada de la imagen.

Las campañas publicitarias peligrosas para niños son una constante, y aunque ya sabemos que en absoluto pretenden poner en peligro la vida de los pequeños, la campaña de Carrefour es una muestra más de por qué los anuncios publicitarios o campañas deben ser meticulosamente estudiadas antes de ponerlas en marcha, incluso deberían ser sometidas a diferentes organismos de control antes de hacerlas públicas.

Carrefour pretendía captar la atención de los consumidores e impactar en ellos, los adultos podemos comprender el mensaje pero no los niños pequeños. Hay que decir además que la campaña fue aplaudida por distintos grupos ecologistas y organizaciones medioambientales, obviamente pensando como personas mayores y creyendo que el mensaje sólo lo ven adultos, podría ser aplaudida. En realidad miles de niños han visto la imagen y muchos no la comprenden, imitar lo que hace el señor de la imagen podría derivar en trágicas consecuencias, hubiera sido mejor utilizar la imagen de la derecha, en la que aparece “bolsa caca”.

Carrefour actuó de buena fe pero no tuvo en cuenta la percepción de los niños, algo extraño, especialmente porque las grandes compañías utilizan en muchas ocasiones la percepción infantil, recordemos que los niños son piezas fundamentales en el marketing.

Vía | Marketing directo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...