Cada vez van menos niños a las guarderías privadas

Educación infantil

En la Comunidad de Valencia, cada vez van menos niños a las guarderías privadas, se está sufriendo un desplome acusado especialmente desde hace un par de años, claro que esto es algo lógico teniendo en cuenta que la situación económica es lamentable y el índice de paro no ha dejado de crecer. Ante los problemas, los padres optan por recurrir a la ayuda que pueden ofrecer los abuelos, otros familiares o en su defecto atenderlos ellos mismos.

Según los datos que ha facilitado ACADE (Asociación de Centros Autónomos de Enseñanza Privada), se ha constatado esta disminución a través de una encuesta. De sus datos se desprende que hasta un 40% de los niños con edades comprendidas entre los 3 y los 6 años han dejado de acudir al centro escolar, en una comparativa con los datos recabados en el año 2010. En lo que respecta a los bebés recién nacidos y hasta 12 meses de edad la disminución se cifra en un 30%, en los niños de 24 a 36 meses de edad la cifra se establece en un 30% menos. La reducción menos significativa es para los niños de 12 a 24 meses de edad que se cifra en un 5%. Se constata por tanto que cada vez van menos niños a las guarderías privadas en Valencia.

El sindicato FSIE (Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza), sindicato independiente y profesional dedicado exclusivamente a la enseñanza privada, denuncia que la administración de la Comunidad de Valencia está ahogando al sector privado, especialmente al que atiende a los niños de 0 a 3 años de edad, se denuncia la deuda que la administración tiene con los centros en relación al bono infantil desde el pasado mes de septiembre, el impago compromete al sector y cada vez resulta más complicado mantener la actividad de enseñanza que desarrollan. Es interesante recordar que las familias están sufriendo la crisis económica, el recorte de las prestaciones sociales, la falta de trabajo y mil y un problemas más, es lógico que los niños terminen siendo vigilados y cuidados por abuelos, familiares y padres.

Para mejorar la situación de la enseñanza infantil privada, al margen de lo que el gobierno autonómico les adeude, es necesario y prioritario mejorar las condiciones de vida de las familias, mientras sigan acusando los problemas de la crisis, el sector privado va a pagar las consecuencias. Por otro lado no se puede esperar que el gobierno acuda en rescate del sector privado, sobre todo con la política de austeridad que se implanta, se podrán contentar con que se les pague lo que se les adeuda. Por cierto, ya lo indicábamos en el mes de septiembre, las guarderías privadas con plazas de sobra estaban a la orden del día.

Sin embargo es cierto que el cierre de las escuelas y guarderías privadas tendrá un impacto negativo, si los padres encuentran trabajo será más difícil encontrar una guardería que pueda atender a sus hijos, ya sabemos cuál es la situación de las guarderías públicas, faltan muchas plazas, y los centros públicos prometidos durante años no se han construido. El pez se muerde la cola, en el segmento de edad de tres a seis años, se produce un traslado de niños del sector privado al sector público lo que deriva en el incremento de la falta de plazas públicas.

En resumidas cuentas, el panorama para ambos sectores no es nada satisfactorio y derivará en problemas mayores, es necesario poner en marcha un plan de subvenciones que logre frenar la situación equilibrando la oferta y demanda de plazas de guardería. No tardaremos en conocer más detalles sobre una situación que se produce en mayor o menor medida en otras comunidades españolas. Puedes conocer más detalles de la noticia a través del artículo de la publicación digital 20 minutos.

Foto | Pavel Losevsky

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...