Beneficios de que los niños sean más autónomos

La autonomía es una capacidad muy importante, sobre todo cuando los niños comienzan Primaria. Enseñarles a ser autónomos les aporta muchos beneficios.

La autonomía es una de esas capacidades que se aprende poco a poco. Los padres debemos ayudar a nuestros hijos a entender lo que significa ser autónomos, porque eso les dará mucha seguridad y les aportará muchos beneficios, sobre todo en el futuro cuando deban tomar decisiones y estar seguros de sí mismos.

Cuando los papás tenemos a nuestros bebés en brazos, sobre todo cuando solo tenemos un hijo y nos volcamos en su cuidado, nos damos cuenta de que a muchas de las acciones que el bebé va haciendo solito, nos adelantamos. Por ejemplo, si está gateando porque quiere llegar a la pelota, se la recogemos para que la alcance antes. Cuando comienza a dar sus primeros pasos le ayudamos a no caerse porque tenemos miedo de que se haga daño. Y así en un sinfín de circunstancias, donde los padres solemos cometer una y otra vez el mismo error. Un error que nos llevará a que nuestros hijos no sean autónomos y ello pueda repercutir en su sano crecimiento como personas.

Por tanto, la autonomía es esa capacidad que le permitirá al niño a decidir solo y no dejarse influenciar fácilmente. Además, una vez crecen y comienzan a estudiar en Primaria, la autonomía será una de las capacidades que les ayudará a seguir mejor el ritmo de la clase sin estar constantemente esperando la aprobación de su maestro. Por tanto, serán capaces de hacer sus tareas en la clase y serán responsables de sus acciones. Así pues, un niño con autonomía sabrá llegar a casa y hacer sus deberes y hacerlos bien, porque sabrá que es su responsabilidad.

Es más, un niño autónomo puede tener más libertad para expresar lo que siente y aplicarlo de forma creativa a sus trabajos. Incluso, la autonomía les ayuda a tener ideales y buscar unas metas que les ayudarán a ser más aplicados por el mero hecho de tener que conseguirlas. Además de ayudar internamente al niño, la autonomía nos ayudará en el día a día, ya que se levantará, se vestirá, sabrá asearse solo y sabrá que hay que salir a una hora de casa. Por tanto, ayudará a que reine una buena sintonía en casa.

En resumen, un niño autónomo se concentrará mejor en sus tareas, sabrá pensar por sí mismo, tendrá fuerza de voluntad y sabrá lo que significa el esfuerzo. Como veis, la autonomía tiene muchos beneficios en los niños.

Muchos padres se preguntan cómo conseguir enseñar la autonomía. La autonomía es una capacidad que se enseña de diversas maneras: con el ejemplo, teniendo paciencia, dejando al niño que actúe sin adelantarnos, dándole seguridad con mensajes positivos, estableciendo rutinas y horarios, dando al niño varias alternativas y dejando que escoja, etc. ¿De qué manera enseñáis autonomía a vuestros hijos?

Foto | abbybatchelder

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...