Beneficios de leer en voz alta y en familia

Leer en voz alta aporta a los niños muchas ventajas para su educación: les ayuda a aprender a vocalizar, a adquirir capacidades lingüísticas importantes y les ayuda a adoptar buenos hábitos de lectura.

Beneficios de leer en voz alta

Con la llegada del día del Día Internacional del libro que se celebra el 23 del mes de abril, una festividad que estimula la lectura tanto en niños como en adultos, os hacemos una recopilación de beneficios que aporta la lectura, pero no de la lectura individual, sino de la lectura en voz alta y en familia. Porque una vez los niños han aprendido a leer por sí solos, la lectura se vuelve independiente para cada uno. Por ello, cuando los  niños son pequeños o incluso cuando están aprendiendo a leer, los padres debemos aprovechar para tener esos momentos de lectura en familia, en voz alta y compartiendo momentos que, luego, permanecerán en nuestro recuerdo por siempre.

Además, a los niños se les estimula las ganas de leer más si en familia se ha creado ese hábito de lectura, si los niños escuchan a sus padres leer y si se comparten con ellos comentarios, opiniones sobre lo que se está leyendo o simplemente compartiendo aventuras y cuentos infantiles que les hacen soñar y volar hacia un mundo imaginario. Todo ello con la única herramienta de un libro, un rincón tranquilo y muchas ganas de compartir ese momento con los hijos.

Por ello, leer junto a los pequeños de la casa o hacerles leer a ellos en voz alta es algo que, además de estrechar lazos y crear un vínculo muy especial entre padres e hijos, estimula de manera muy eficaz el hábito de la lectura. Además, leer con ellos en voz alta crea hábitos de debate, de comunicación y de crítica que ayudarán al niño en su desarrollo, es algo así como la base para un aprendizaje abierto, plural y empático.

La lectura es un hábito que se aprende, evidentemente sin obligaciones, ya que la lectura debe atraer al niño hacia el mundo que se le abre con esa historia o con ese cuento y leerlo en voz alta le ayudará a desarrollar sus capacidades lingüísticas. Porque no solo se trata de que lean los padres, sino también de que lea el niño para que aprenda a vocalizar, para que aprenda nuevo vocabulario y para que se sienta protagonista de la historia que está contando.

Por ello, no solo se trata de contar un cuento cada noche a nuestro hijo, sino que hay que buscar ratos tranquilos durante el día donde compartir entre todos los miembros de la familia historias y cuentos que podamos leer los padres o que nos puedan leer los hijos. ¿En qué momentos compartes la lectura con tus hijos?

Fuente | hola.com

Imagen | arrathoonlaa@att.net

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...