Beneficios de elogiar a los niños y valorar su esfuerzo

Los niños a los que se les elogia por el esfuerzo realizado tienen tendencia a intentar superar sus retos, mientras que los pequeños a los que se les elogia por su inteligencia tienen a buscar retos más sencillos para evitar el fracaso.

Elogiar el esfuerzo realizado les ayuda a intentar superar sus retos.

El desarrollo de un niño pasa por diferentes etapas, pero en todas ellas hay algo que los padres debemos tener en cuenta y es que el cerebro de los niños tiene una gran flexibilidad y  por lo tanto una gran capacidad de aprender rápidamente tanto de las cosas bien hechas como de los errores cometidos. Por lo tanto los elogios tienen un papel importante en su desarrollo, pero también es importante saber qué debemos elogiar del niño, si el esfuerzo realizado en una acción determinada o bien a la imaginación o al intelecto utilizado para llevar a cabo esa acción.

Es decir, que dependiendo de como usemos los elogios podemos conseguir que los niños no se esfuercen en sus siguientes acciones o al contrario, que se esfuercen para ponerse a prueba y saber de lo que son capaces. La diferencia está en elogiar el esfuerzo realizado o la inteligencia utilizada por el niño. Los padres solemos caer mucho en decir a nuestros pequeños que inteligentes son, pero según un estudio realizado por la psicóloga Carol Dweck, es mejor incentivar a los hijos valorando el esfuerzo realizado, más que la inteligencia utilizada para ello.

Para llegar a esta conclusión, la psicóloga estudió a 400 niños a los cuales los separó en dos grupos, un grupo de niños fue elogiado por el esfuerzo realizado, el otro por la inteligencia utilizada. El resultado de la psicóloga fue que los niños a los que se les elogió por su inteligencia tienden a buscaron retos más fáciles para evitar fracasar, mientras que los niños a los que se les elogió por el esfuerzo tendieron a buscar retos más difíciles para saber hasta donde podían llegar.

Por lo tanto, enseñar a los niños a tolerar sus propios errores es algo que los padres pueden hacer, es algo que puede ayudar a que su hijo sea inteligente sin necesidad de repetírselo constantemente. Los niños no nacen con un grado de inteligencia y se quedan con él toda la vida, si no que gracias a la plasticidad del cerebro pueden incentivarla buscando nuevos retos, nuevas formas de solucionar sus errores y aceptando y tolerando que se pueden y deben equivocar para buscar las soluciones por ellos mismos.

Por lo tanto, pienso que los padres tenemos un papel fundamental en la educación de los pequeños, no vale pensar que como van al colegio allí les enseñarán todo lo que necesitan. Los padres son una pieza clave en la educación y en el desarrollo de los niños y por ello debemos ir aprendiendo también cómo ayudarles para que se desarrollen correctamente. ¿Como enfocas los logros de tu hijo? ¿Potencias más el esfuerzo realizado o la inteligencia utilizada por el pequeño para llevar a cabo una acción determinada?

Vía | todoparalafamilia.com

Foto | juhansonin en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...