Baños en el mar

Baños en el mar

Ya llega el verano y además de la opción de las piscinas tenemos la de ir a la playa, sobre todo las familias que al planificar sus vacaciones han decidido ir al mar con sus hijos para que lo vean por primera vez. Pero antes de llevar a nuestros pequeños a la playa por primera vez hay que asegurarse de llevar todo lo indispensable, gafas de sol, gorritos, loción protectora, agua, sus juguetes para la arena…

Si quieres que el niño se bañe en el mar, es recomendable que tenga por lo menos unos dos añitos que es lo que recomiendan los pediatras, ya que su sistema inmunitario comienza a hacerse más fuerte, además ya es algo más independiente y fuerte. La mejor hora para acudir con los niños pequeños es por la tarde cuando el sol no calienta tanto y el riesgo de quemaduras es menor, sobre todo en los niños que tienen la piel más sensible al sol, llevar una sombrilla es una buena idea para evitar riesgos. Además el agua está más caliente por la tarde que por la mañana tras todo el día recibiendo el calor del sol.

No olvides que para el niño es su primera vez en la playa, probablemente cuando le quites los zapatitos el contacto directo con la arena le asuste, pero será sólo la primera impresión, siéntate con él en el suelo y juega con un cubo y una pala para que vea que puede ser muy divertido jugar con la arena. Una vez ya tenga confianza y esté disfrutando podéis probar a jugar poco a poco con el agua, sentándoos en la orilla y dejando que las olas os bañen poco a poco así el niño se irá familiarizando con el agua, una vez tenga confianza en sí mismo podéís ir más adentro, siempre en un lugar donde hagas pie sin problemas.

El agua del mar no es como el de la piscina, podéis mojaros un dedo y chuparlo para que él os imite y se dé cuenta de que el agua está salada, así si en algún momento traga algo de agua no se asustará tanto. Nunca pierdas de vista al niño mientras esté en el agua, a ser posible que lleve un calzado adecuado para la playa ya que muchas veces no está tan limpia como nos gustaría, además de tener cuidado con las picaduras de insectos, sobre todo que no haya medusas cerca. Si está jugando con algún tipo de flotador o algo similar vigilarle bien no vuelque y quede atrapado debajo.

El baño en el mar no debe ser largo los primeros días con cinco minutos es suficiente, salpicad, saltar, que vea que el agua es divertida, poco a poco los baños se irán alargando hasta un máximo de 20 minutos, así más adelante aprenderá a nadar más fácilmente. Sobre todo divertiros y pasar un buen rato en familia.

Foto|  annais

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...