Ballet infantil, una popular actividad extraescolar

Ballet infantil

Una actividad extraescolar muy popular es el ballet o la danza clásica, sobre todo entre las niñas, aunque no únicamente, pues también hay muy buenos bailarines de ballet, no tenemos más que pensar en la película “Billy Elliot (Quiero bailar)”, que narra la lucha de un niño que quiere dedicarse a la danza a pesar de las reticencias de su familia, que lo considera una actividad “de chicas”. Por suerte, hoy en día cada vez son menos las personas que comparten la opinión de la familia de Billy, aunque es cierto que en ocasiones todavía se sigue asociando ballet infantil con niñas vestidas de princesitas con tutú rosa.

Pero el ballet infantil es más que eso, considerado una de las Artes Escénicas, es una técnica de danza con una dificultad notable, ya que requiere de concentración para dominar todo el cuerpo, además de flexibilidad, coordinación muscular y ritmo musical. Por este motivo, se recomienda empezar a practicar ballet a edades muy tempranas (en torno a los 3 o 4 años) para interiorizar y automatizar sus movimientos y pasos técnicos.

Beneficios del ballet infantil

El ballet infantil ofrece beneficios positivos a quienes lo practican, tanto a nivel físico como psíquico, ya que conjuga ejercicio físico con disciplina artística.

Como sucede con otras actividades deportivas, el ballet estimula la circulación sanguínea y el sistema respiratorio, favoreciendo la eliminación de grasas, por lo que es una buena técnica para combatir la obesidad infantil y el colesterol infantil. Además, al ejercitar la coordinación, la agilidad de movimientos y el equilibrio, el ballet infantil colabora en el desarrollo psicomotor y muscular de los niños y ayuda a corregir malas posturas corporales. También desarrolla la expresión corporal, el oído y la memoria, en la medida en que implica planear secuencias de movimientos, integrando música y sentimientos. Como particularidad, el ballet infantil puede ayudar a corregir problemas de pie plano de los niños, ya que durante gran parte del tiempo que dura la clase el pie permanece arqueado.

Entre los beneficios del ballet infantil a nivel psíquico conviene destacar que, al tratarse de un ejercicio muy rígido, implica la adquisición de una disciplina física y mental en el niño que suele tener repercusiones positivas en la formación de su personalidad. Al igual que el teatro infantil y otras artes escénicas, el ballet es una actividad que ayuda a mejorar la autoestima, a superar la timidez e impulsa la socialización de los más pequeños, a la vez que libera la expresión de los sentimientos y la sensibilidad.

Fuente | Guía Infantil
Foto | Scott

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...