Baja para los padres de niños con cáncer

Niños oncológicos

La baja para los padres de niños con cáncer es una medida que ha sido aprobada por el Congreso de los Diputados por unanimidad, ahora sólo hay que esperar a que el Gobierno la aplique. Además de la excedencia laboral, los padres podrán recibir una ayuda económica mejorando la calidad de vida de estas familias y otorgando el derecho a que puedan cuidar a sus hijos durante la enfermedad.

Para cursar la baja para los padres con niños con cáncer, los solicitantes deberán reunir determinados requisitos, en esta tarea están trabajando las asociaciones de padres y el Gobierno, se espera que la nueva ayuda, tanto en lo que respecta a la baja como a la reforma del sistema de pensiones, se apruebe antes de final de año.

Algunos padres con hijos que están gravemente enfermos llegan a perder su trabajo ante la imposibilidad de alcanzar un concilio entre el trabajo y la atención de los niños, se trata de una situación complicada y como agravantes hay que añadir que en ocasiones los tratamientos que necesitan los niños se ofrecen en otras ciudades lejos de sus lugares de residencia, algo que termina forzando a los padres a dejar el trabajo dado que es más importante atender a sus hijos.

A través de Público podemos saber que en algunos casos los padres logran la complicidad de los médicos de cabecera que les proporcionan la baja por depresión, quizá sería interesante matizar estas palabras, ya que en la mayoría de ocasiones los padres sí sufren depresión y no es una “complicidad”. Tener un hijo que sufre una enfermedad oncológica afecta severamente a la familia, por el tratamiento, por la incertidumbre del desenlace final, por los continuos desplazamientos y por muchas cuestiones más.

La baja por depresión permite que los padres puedan atender a sus hijos pasando más tiempo con ellos y no perder retribuciones económicas. Esta nueva iniciativa que fue presentada por el partido político CiU en el Congreso de los Diputados, permitirá que uno de los progenitores y en el caso de que ambos trabajen, pueda acogerse a la nueva medida, la baja para los padres de niños con cáncer. En este punto tampoco terminamos de estar de acuerdo, la baja debería contemplarse también para las familias en las que sólo uno de los progenitores trabaja, hay que tener en cuenta que la enfermedad del niño afecta a los dos padres por igual y que dada la enfermedad, es necesario que ambos progenitores puedan atender a sus hijos.

Nos gustaría recomendar la lectura del artículo publicado en La Razón y destacar las palabras de Manuela Domínguez, coordinadora general de la Asociación de Padres de Niños con Cáncer de la Comunidad de Madrid, “Al conocer el diagnóstico, recibes un impacto brutal. En principio quieres compatibilizar tu trabajo con el cuidado de tu hijo. Pero luego has de estar ingresado al menos un mes y medio acompañándolo. Después, son 24 horas al día. Aparte de la situación por la que atraviesas, empiezas a angustiarte en el trabajo por estar más pendiente del hospital que de tus tareas, aunque en tu empresa no te digan nada.”

La baja laboral para poder cuidar a un hijo en estado grave, sea por una enfermedad oncológica, una enfermedad rara o un grave accidente, es algo que debería haberse contemplado en la legislación hace años, se ha estado reivindicando desde hace 15 años y hasta el momento los Gobiernos españoles parecen haberlo obviado. Como último apunte es necesario destacar que los especialistas oncológicos indican que en la lucha contra el cáncer infantil, es beneficioso que los padres pasen el mayor tiempo posible con sus hijos durante el tratamiento. Seguiremos atentos a la evolución de la reforma y esperamos que realmente se realice antes de que acabe el año.

Foto | Crumlin

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...