Avances científicos sobre la esquizofrenia infantil

Esquizofrenia infantil

La ciencia no deja de avanzar, los últimos adelantos permiten augurar el desarrollo de la esquizofrenia infantil en bebés que acaban de nacer. Ha sido en EE.UU. donde un grupo de científicos han encontrado evidencias que vinculan ciertas anomalías del cerebro con el aumento de las posibilidades padecer la enfermedad.

Según estos avances científicos sobre la esquizofrenia infantil, la enfermedad, que afecta en España a más de 400.000 personas, podría tener sus causas en la exposición a ataques ambientales en la fase prenatal. Además, también puede estar asociada a alteraciones de la estructura cerebral, entre las que destacan:

  • Elevado volumen de los ventrículos laterales.
  • Menor volumen de sustancia gris.
  • Menor volumen del hipocampo.

Estos estudios sobre esquizofrenia infantil, publicados en ‘American Journal of Psychiatry‘, se llevaron a cabo a través del estudio de 30 mujeres embarazadas y aquejadas de esquizofrenia, que fueron comparadas con otro grupo de madres sin ninguna afección, a través del estudio realizado en las ecografías de la semana 22 y 32. Los datos revelaron que las madres afectadas de esquizofrenia no mostraban diferencias en relación al perímetro craneal, sin embargo, los bebés si presentaban un aumento del perímetro craneal y un aumento de tamaño en los ventrículos laterales con mayor frecuencia que los bebés de madres sanas.

Primer estudio de bebés

Los avances científicos sobre la esquizofrenia infantil son de gran relevancia y en concreto este estudio, ya que es el primero que se realiza en bebés y podría por lo tanto aportar nuevos datos que incrementaran las posibilidades de establecer tratamientos en función de los cambios neurológicos que se van produciendo.

Diferencias entre niños y niñas

Si bien es cierto que desde hace más de 20 años que se conoce la enfermedad la herencia genética ha sido una de las causas mas comunes y repetidas, lo cierto es que nunca se había establecido una diferencia de género en relación al desarrollo de la esquizofrenia infantil. Sin embargo, el estudio pudo comprobar que la casuística observada en los niños varones, no se establecía del mismo modo con las niñas.

Las niñas con madres esquizofrénicas no necesariamente presentan las anomalías del cerebro comprobadas en los niños, por lo que parece claro que los investigadores se encuentran ante causas distintas que podrían tener una relación con el sexo del bebé.

El estudio no tiene ninguna implicación en el campo científico ni en el tratamiento clínico de la enfermedad, es únicamente un paso más en la detección precoz de la misma y podría suponer un nuevo avance científico sobre la esquizofrenia infantil en relación a su prevención y tratamiento, pero aún falta mucho camino por recorrer.

Fuentes | elmundo.es, aecomunicacioncientifica.org, madrimasd.org

Foto | Pink Sherbet Photography

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...