Autismo

Autismo infantil

El autismo es un trastorno relacionado con el desarrollo de algunas funciones cerebrales, aunque a partir de los 18 meses de edad ya puede evidenciarse el autismo, no es diagnosticado con certeza hasta que el niño no cumple los tres años. Una de las características principales del autismo son los problemas de quienes lo padecen para poder relacionarse con los demás. También cabe destacar las dificultades en la comunicación verbal o expresiva, limitación en las actividades que se realizan, acciones repetitivas, etc.

Según muestran las estadísticas, parece que existe un avance en el trastorno, hace unos años se veían afectados cuatro de cada mil niños, pero ahora las cifras muestran que 4,5 de cada mil niños padecen autismo y son los niños varones los más afectados. Algunas señales pueden poner en evidencia la posibilidad de que un niño sufra autismo, la aparición del lenguaje se retrasa y una vez que hace acto de presencia, es repetitivo y monótono, el niño suele confundir el “sí” y el “no” o el “tú” y el “yo”.

También se perciben determinados comportamientos rutinarios, se acostumbra a comer siempre las mismas comidas, a seguir los mismos caminos, a colocar los objetos siempre en la misma posición, etc. Otros comportamientos característicos son la ausencia de relaciones sociales, es decir, un niño autista no muestra interés por jugar con otros niños y puede estar durante horas en soledad manteniendo una misma postura, los juguetes tampoco son motivo de atención, en realidad no juega con ellos.

Un niño autista no mira a los ojos, no se gira si le llaman y no muestra satisfacción si le acarician, son muchos los signos que evidencian a un niño autista y estos se hacen cada vez más notorios conforme el niño se desarrolla.

Por desgracia, actualmente no existe cura para el autismo, pero realizar la terapia que proporcionan los especialistas permite mejorar la rutina diaria, el comportamiento social, la vida escolar, etc.

Una vez que se ha diagnosticado el autismo, es conveniente contar con la ayuda de médicos, educadores y un centro especializado donde se encargan de diseñar la estrategia a seguir más adecuada en cada caso. Son varias las asociaciones que existen en nuestro país donde informan detalladamente de los avances científicos, de los tratamientos, etc., además resultan muy útiles porque proporcionan apoyo, algo muy necesario y que ayuda a los padres a sobrellevar la situación.

El autismo tiene una historia muy peculiar, durante el siglo XX se ha juzgado severamente e injustamente a los padres de niños autistas, tan atrasada estaba la investigación científica que incluso algunos expertos llegaban a acusar a los padres del autismo sufrido por sus hijos indicando que la culpa era de ellos por ser fríos e insensibles en el trato. Muchas barbaridades se han llegado a decir del autismo, incluso se podía escuchar que el autismo que padecían los niños estaba relacionado con el nivel intelectual de los padres o con sus conductas sociales.

síntomas del autismo

Evidentemente estos diagnósticos no eran aceptados por los padres, no sólo tenían que sufrir el trastorno de sus hijos, además debían soportar el yugo de ser acusados injustamente. La situación cambió cuando algunos especialistas sufrieron en sus carnes la experiencia de tener un hijo autista, sólo entonces comenzaron a realizarse investigaciones más profundas para determinar la verdadera causa del autismo.

Fue en 1964 cuando se publicaron por primera vez las evidencias que relacionaban el autismo con una enfermedad neurológica, el autor de la publicación, el psicólogo Bernard Rimland, se convirtió en el defensor de los niños autistas, fue director del Instituto de Investigaciones de Autismo (ARI), y fundador de la Autism Society of America.

La mayoría de las investigaciones que se han realizado durante los últimos años en torno al autismo han sido impulsadas por los padres, gracias a ellos se han ampliado los conocimientos científicos de este trastorno. Y es que la implicación familiar en los estudios ha sido vital.

Quizá esta implicación llega incluso a excederse, podemos leer en la publicación digital de Eric Cote
Foto | Hallgerd

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...