Aumento significativo del diagnóstico de niños con TDAH en Estados Unidos

Según los resultados de un nuevo estudio desarrollado en Estados Unidos, se ha producido un aumento significativo del diagnóstico de niños con TDAH durante los últimos 20 años. Los expertos apuntan posibles razones de ello, aunque también es posible un mal diagnóstico del trastorno.

Estudio sobre la prevalencia del TDAH en Estados Unidos

Según los resultados de una investigación realizada por expertos de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Iowa (Estados Unidos), en las últimas décadas se ha producido un aumento significativo del diagnóstico de niños con TDAH, pasando de un 6’1% en el año 1997 a un 10’2% en el año 2016. Según los responsables del estudio, esto podría deberse a una mayor conciencia y conocimiento del trastorno, lo que permite identificarlo con más facilidad y mejor.

Claro, que también se apunta que la población es más consciente de qué es el TDAH (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad), lo que aumenta la probabilidad de que los padres los lleven al pediatra ante determinados síntomas para saber si sufren TDAH. Los expertos comentan que el incremento también podría deberse a factores biológicos como, por ejemplo, el nacimiento prematuro, un factor de riesgo de sufrir el trastorno.

Sin embargo, merece la pena destacar que quizá se ha obviado profundizar en otro factor, a principios de año, el doctor Mike Shooter explicaba que el aumento del diagnóstico de TDAH en los niños es excesivo, hasta el punto de que muchos niños no lo sufren, simplemente son niños problemáticos que tienen un mal comportamiento. El doctor llegaba a decir que a muchos padres les parecía bien que sus hijos fueran diagnosticados con TDAH, ya que de este modo se liberaban de su responsabilidad con respecto al comportamiento de los niños, es decir, que el carácter y la forma de ser de los niños no era consecuencia del tipo de educación que les han brindado.

En la investigación, los expertos revisaron los datos de las entrevistas de la Encuesta Nacional de Salud realizada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades durante los últimos 20 años. Los investigadores se centraron en una pregunta de la encuesta: “¿Alguna vez un médico o profesional de la salud te ha dicho que (tu hijo) tenía un trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) o un trastorno por déficit de atención (TDA)?

Los expertos encontraron diferencias significativas en cuanto a género y raza, en el primer caso, un 14% de los niños eran diagnosticados con el trastorno, frente a un 6’3% de las niñas. En el segundo caso, un 12% de los niños de raza blanca eran diagnosticados con TDAH, frente a un 6’1% de los niños hispanos y un 12’8% de los niños de raza negra. Los expertos sospechan que la disparidad entre niñas y niños puede ser, al menos en parte, porque el TDAH tiende a expresarse de manera diferente según el género, los niños son más activos que las niñas, por lo que es más fácil identificar el TDAH. En el caso de las niñas, se puede manifestar sólo el déficit de atención, algo que es más difícil de reconocer que la hiperactividad.

Se comenta que algunos diagnósticos podrían no ser correctos, quizá se debería haber investigado en profundidad esta posibilidad. De hecho, algunos expertos comentan que los datos del estudio se han de interpretar con precaución, ya que se han utilizado datos proporcionados por los padres, no siendo tan fiables como los que podrían proporcionar los profesionales de la salud y los estudios científicos. Existen muchas condiciones que incluyen problemas de atención e hiperactividad como síntomas, por lo que quizá no se esté produciendo un incremento del TDAH, aunque también es posible que sí esté aumentando el trastorno.

En todo caso, parece que existe un consenso sobre la creencia de que se producen muchos diagnósticos erróneos basados en una primera y rápida impresión, cuando en realidad hay que reunir mucha información y hablar con todo el entorno del niño. En definitiva, el estudio simplemente confirma el aumento de casos, pero no apunta las razones con precisión, por lo que sería interesante realizar nuevas investigaciones sobre el tema que hilaran mucho más fino.

Podéis conocer los detalles del estudio a través de este artículo publicado en la página web de la Universidad de Iowa, y en este otro publicado en la revista científica Journal of the American Medical Association (JAMA).

Foto | Popofatticus

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...