Aseguran que no habría que extirpar las adenoides en los niños

Un nuevo estudio sugiere que lo mejor es esperar para realizar una cirugía en los casos de niños que presentan inflamación en las glándulas adenoides.

Niños con adenoides

Niños con adenoides

Muchos niños son sometidos a cirugías que tienen como objetivo extirpar las glándulas adenoides, que son un tipo de tejido que se encuentra ubicado en el espacio existente entre la nariz y la parte del fondo de la garganta ya que se cree que impiden que los pequeños respiren bien o que los vuelve más propensos a tener problemas respiratorios como resfríos, sinusitis o laringitis de forma reiterada.

Expertos en salud pertenecientes al Centro Médico Universitario de Utrecht, Holanda han advertido que esto no debe hacerse ya que al igual que sucede con las amígdalas, el papel de las adenoides no es negativo en el crecimiento infantil ya que ayudan al organismo a combatir todo tipo de infecciones, y las mismas van desapareciendo conforme el niño va creciendo hasta ser adulto.

Generalmente las adenoides se les extirpan a los niños en los se observan casos de crecimiento de tejido extra muy invasivo, junto con casos de tos crónica y resfríos permanentes a lo largo de todo el año, por eso se procede a realizar una adenoidectomía. Los especialistas que se han encargado de los nuevos estudios que indican el beneficio de mantener las adenoides explican que esperar para intervenir no tiene consecuencias negativas en el niño, y que incluso retrasar la cirugía sería la decisión médica más inteligente, además de representar un gran ahorro económico.

Durante el estudio se contó con la participación de un total de 111 niños, todos ellos de entre 1 y 6 años de edad, que durante el año previo habían tenido entre nueve y diez casos de infecciones respiratorias tales como resfríos o sinusitis. Se dividió al grupo en dos, se eligió uno de esos grupos al azar y a los niños involucrados se les realizó una adenoidectomía, mientras que al resto se les hizo un seguimiento de espera vigilada sin intervención durante los dos años posteriores.

Con el tiempo fue necesario que 23 de los 57 niños que participaban del segundo grupo también fueran intervenidos para extraerles las adenoides, pero se tuvieron en cuenta los costos de ambas estrategias, en donde se pudo comprobar que la cirugía inmediata entre el valor de la operación, los fármacos, la internación, las consultas y demás gastos familiares, es 1,5 veces más costosa que la espera vigilada, y que en todo caso los expertos deberían evaluar en cuáles casos es extremadamente necesaria y en cuáles otros se puede esperar.

Hassan Ramadan, otorrinolaringólogo de West Virginia University, en Morgantown, opina al respecto:

“No habría que operar a los niños antes de indicarles un tratamiento clínico. Si el tratamiento falla, hay que optar por la cirugía”…”Muchas veces, en los niños con infecciones respiratorias altas frecuentes, las adenoides no serían la única causa de esas infecciones”.

Vía | Terra
Foto | shakestercody

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...