Aprender un segundo idioma: cuentos en inglés

libros en ingles

Por lo general los padres intentan que los más peques de la casa inicien el aprendizaje de un segundo idioma lo antes posible, ya que está demostrado que los niños tienen mayor capacidad para absorber conocimientos y una facilidad innata para hablar varios idiomas.

Está acreditado que los niños hasta los 12 años desarrollan la maduración neurológica del aprendizaje y éste es el período indicado en el que se pueden aprender idiomas con mayor facilidad que en años posteriores, ya que la comprensión es moldeable y no existen presiones a nivel social como la vergüenza y el miedo a las críticas por errores en la pronunciación o la escritura.

Por eso si lo que de verdad nos interesa es que los niños se vayan familiarizando con un segundo idioma la mejor manera es comenzar a leerles cuentos infantiles en inglés.

A partir de los 3 años

A los niños les apasiona todo aquello que les sea desconocido y diferente. El aprender otro idioma es un reto que por lo general suele agradar a la gran mayoría. El aprendizaje de un segundo idioma debe comenzar de la misma forma que se aprendió el primero: un primer acercamiento debe ser auditivo. Al escuchar un nuevo idioma, el niño aprenderá a relacionar lo que está oyendo con lo que tiene ante los ojos.

Al mismo tiempo, el aprendizaje de un nuevo idioma a una edad tan temprana, resulta muy ventajoso porque permitirá al niño, aprender y relacionarse con otras culturas de una forma más simple, lo que originará en una mejor calidad de vida en el futuro.

Problemas de pronunciación

El niño logra estructurar su lenguaje materno en el período que va de uno a tres años, mediante procesos de reconocimiento del lenguaje de su alrededor, primero escuchando y entendiendo más que conversando. A los tres años logra estructurar su lengua materna, este es el instante en el que está capacitado para aprender otra lengua.

Hacerlo antes no resulta conveniente, ya que antes el niño puede confundir el aprendizaje, no se decanta por una sola lengua y puede mostrar retrasos en su proceso de comunicación, e incluso puede presentarse la necesidad de recurrir a terapia con un logopeda por problemas de estructuración de oraciones o pronunciación entre otros. Muchas veces, estos casos son mal diagnosticados como problemas de lenguaje cuando en realidad el único problema que existe es una simple debilidad en la pronunciación.

El primer paso, el que os recomendábamos, si queréis que los más peques de la casa comiencen a familiarizarse con el idioma, los cuentos en inglés son todo un logro.

Foto | Artyom Yefimov

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...