Aprende cómo curar y evitar dermatitis de pañal

Aprende como curar a tu bebé de una dermatitis pañal de la forma correcta

Asi puedes evitar una dermatitis pañal en tu bebe

La dermatitis de pañal es una reacción alérgica o enrojecimiento de la piel en la zona de las nalgas muy común en los bebes, puede ser ocasionada por diferentes factores, pero uno de ellos es la gran cantidad de veces que un bebe puede orinarse o defecar en su pañal y no ser cambiado al momento.

Es muy importante cambiarle su pañal orinado con mucha frecuencia, y tomar en cuenta que un bebe recién nacido defeca y orina unas 20 veces al día normalmente, dicho esto se debe estar muy pendiente del pañal para no dejarle terreno a una posible infección que podría causarle dicha reacción.

Productos adecuados para tu bebé

También puede ser producida por los diferentes productos personales para niños como jabones, cremas, talcos o colonias, estos son muy utilizados por las todas las madres del mundo para mantener a su bebé siempre con buen olor, pero lo que muchas madres no saben es que primero se debe consultar a un especialista que garantice la conveniencia y la adecuación del producto.

Trastorno infeccioso muy molesto

Esta enfermedad por la cual pasan la mayoría de bebes es un proceso muy molesto para los padres y los niños lógicamente, ellos transmiten ese dolor por la irritación de la piel en las zonas ya mencionadas, y de allí empieza la angustia desesperante que ningún padre o madre quisiera tener que experimentar.

Se pueden identificar al momento de presentar unos punticos rojos que pueden ir creciendo y propagándose por toda la piel, hasta llegar a convertirse en manchas o grietas que durarán más días en sanarse con los cuidados apropiados.

La frecuencia de dermatitis de pañal

Esta dermatitis se presenta con más frecuencia después de los seis meses de vida del bebé, esto se debe a la ingesta de alimentos diferentes a la lactancia materna y a la menor absorción de líquidos produciendo así que las heces sean más acidas y la orina sea más concentrada.

También puede presentarse en el periodo de aparición de los dientes conocido como la dentición, esto conlleva un bajón en el sistema inmunológico del organismo y por ende la piel se vuelva más vulnerable a los ataques infecciosos y sobre todo la de un bebé que no se encuentra preparada para ser expuesta.

Los síntomas más comunes

Es muy fácil de reconocer porque la zona afectada siempre será la parte cubierta por el pañal, el primer síntoma es notar la piel muy lisa o enrojecida, en otros casos más graves se presentan las mismas manchas rojas pero en relieve es decir, que se pueden ver en pequeñas pústulas y es muy delicado porque se trata de un hongo llamado la Cándida Albicans.

Causas del enrojecimiento

La primera es por el tiempo de duración de un pañal ya defecado u orinado, seguidamente por considerar que la piel de los bebés es igual a la de un adulto, muchas personas no tienen conocimiento de la capa llamada película hidrolipídica que protege a la piel de los agentes infecciosos externos.

Hoy en día los pañales que ofrece el mercado afirman que tienen impermeabilidad y pueden durar hasta toda la noche, pero no es así, a pesar que tienen a su favor la ventaja de detener en el interior las sustancias eliminadas esto puede causar un microclima por la exposición al calor y la humedad.

Asimismo, estos pañales húmedos van aumentado toda la noche para así favorecer a la maceración de la piel y la entrada de gérmenes, dicho esto es recomendable cambiarles el pañal a su pequeños todas las noches si ya ha sido expuesto a la orina.

Cuidados primordiales para tu bebé

Tomando en consideración que la ubicación de tu casa posea un ambiente fresco y sano es recomendable dejar al infante sin pañal por un tiempo no muy largo, otro ejemplo a tomar en cuenta sería si el niño posee una piel muy delicada o reseca normalmente debes agregarle al agua una pequeña cantidad de aceite de vaselina, el cumple una función de calmante y da una sensación de suavidad.

Asimismo, la zona afectada hay que asearla con agua limpia y disolver en ella una cucharada de champú líquido, para luego secarla muy cuidadosamente con una toalla que solo sea usada por el chaval, seguidamente emplear un manto de crema a base de oxido de zinc que evitara la picazón y el ardor.

Por último si el pequeñín tiene la zona demasiado afectada por la pañalitis es mejor no ducharlo con excesiva frecuencia  sino solo mantenerlo en agua por poco tiempo para refrescarlo.

Reconocer rápidamente esta enfermedad

Para saber si tu bebé presenta una dermatitis de pañal debes realizar una práctica muy sencilla y desde tu hogar, solo debes estirar la piel con ambos dedos de las manos el índice y el pulgar, si la zona que fue presionada presenta el enrojecimiento y al momento desaparece estarás cien por ciento seguro de que se trata de esta dermatitis.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...