Apraxia del habla en niños

La apraxia del habla es un trastorno que impide a los niños memorizar los movimientos de la boca y poder hablar correctamente, aprender a hablar es complicado y en ocasiones se utilizan otro tipo de técnicas que permitan a los niños comunicarse, por ejemplo el lenguaje de signos.

trastornos neurológicos

La apraxia es un trastorno de tipo neurológico cuya característica principal es la pérdida de la capacidad de realizar movimientos consientes, a pesar de que se pueda contar con la capacidad física y el deseo de realizarlos, es decir, quien sufre apraxia sabe lo que quiere hacer pero a la hora de ejecutar la acción no existe control. Hay varios tipos de apraxia, la ideacional, la construccional, la ideomotora o la bucolingual, bucofacial o bucolinguofacial entre otras.

La apraxia del habla en niños es un problema en el que de forma inconsciente, se producen errores en la articulación de los sonidos para hablar (en el peor de los casos no se puede hablar) que provocan que los mensajes expresados no se puedan entender, los niños tienen un repertorio de sonidos limitado en el que utilizan pocas consonantes y todas las vocales, aunque como hemos indicado, depende del nivel de afección.

Cuando se pide a un niño con apraxia que diga una palabra, por ejemplo ballena, puede decir ‘callena’, si se le pide que la repita en varias ocasiones, la palabra es distinta cada vez, tallena, tabeca, etc., esto se debe a la inconsistencia en la reproducción. También se sufre dificultad a la hora de memorizar sonidos, el niño puede decir bien la palabra una vez tras muchos intentos y con ayuda, pero al no memorizar el movimiento articulado para pronunciar la palabra, vuelve a cometer el error.

Cuanto más complicadas sean las palabras más difícil será entender lo que dice un niño que sufra este trastorno, por tanto, las palabras con pocas sílabas se entienden mucho mejor. A todo esto hay que añadir que tienen dificultad para aprender a leer y escribir. No suelen responder a terapias convencionales y por tanto se deben someter a tratamientos especializados como la neuropsicología, la fisioterapia, la terapia ocupacional o la fonoaudiología conocida como logopedia, disciplina que diagnostica, evalúa y rehabilita, los problemas, disfunciones, retrasos o trastornos de la comunicación, el lenguaje, el habla, la voz y la deglución.

El tratamiento del lenguaje y del habla en la apraxia, comprende la repetición de sonidos una y otra vez a fin de intentar enseñar los movimientos de la boca y que los niños logren memorizarlos, aprender a hablar se convierte en un proceso muy lento, por lo que también se utilizan otro tipo de técnicas que ayuden a la comunicación.

En muchos casos la apraxia es causada por un daño cerebral, puede deberse a un tumor, a un accidente cerebrovascular, a una lesión cerebral traumática, a una afección que provoca el empeoramiento gradual del sistema nervioso y del cerebro… Aunque también se puede desarrollar en el nacimiento, los síntomas en este caso aparecen a medida que el niño crece y se desarrolla, todavía se desconoce el origen del trastorno. Dependiendo de la causa de la apraxia se pueden presentar muchos otros problemas del sistema nervioso o del cerebro, como hemos indicado, existen varios tipos.

Foto | gaudiramone

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...