Animales de compañía

Mascotas para niños

Los animales de compañía llegan a la vida de los niños en uno u otro momento, entonces, entre ellos se crea una relación muy especial que los padres debemos supervisar. Pocos son los niños no que piden a sus padres tener un animal de compañía, sea un perrito, un gatito, un hámster, un conejito, etc. La verdad es que los niños no se resisten a la ternura de las mascotas, especialmente cuando son tan jóvenes como ellos.

En la mayoría de ocasiones, el deseo de tener una mascota como compañero de juegos nace por distintas razones, el niño ha visto que un amiguito tiene una, la ha visto en un escaparate de una tienda de animales y la ternura que provoca le ha conquistado, o simplemente ha visto en la televisión a otros niños en compañía de animales.

Introducir una mascota en el hogar familiar supone realizar muchos cambios y nuevas obligaciones que el niño debe tener en cuenta. Es un verdadero compromiso ocuparse de un animalito, aunque hay que reconocer que enriquece la educación de nuestros hijos. Gracias a las mascotas se adquiere mayor conocimiento sobre el significado de la responsabilidad, se aprende a diferenciar un juguete de un ser vivo, etc. Nosotros como padres debemos ayudar a nuestro hijo a comprender que una mascota no debe ser un mero capricho que puede ser abandonado a placer.

Algunos padres, por desgracia, son muy complacientes y ofrecen a los niños todo aquello que piden, también mascotas, y son ellos mismos quienes después sucumben ante las responsabilidades, ya que el niño no se ocupa de la mascota o parece haberse olvidado de ella. Los padres se encuentran entonces ante un problema y su actuación condicionará el comportamiento del niño, intentar deshacerse del animal podría provocar que el niño se volviera irresponsable y mostrara indiferencia ante un ser vivo en un futuro.

Comportarnos de una manera respetuosa ante un animal es algo que debemos hacer los padres y transmitir este comportamiento a nuestros hijos para que valore a un ser vivo apreciando la importancia de la responsabilidad que un animal conlleva. Si tu hijo te ha pedido un animalito de compañía, es una buena idea acudir a un refugio para animales, adoptar un perrito ayuda a adquirir muchos valores más que si se compra en una tienda, ésta es más fácil de relacionar con los objetos, todo se puede comprar en una tienda, en cambio la adopción puede despertar muchos más sentimientos.

Hay muchas asociaciones de animales de compañía repartidas por nuestro país, un ejemplo sería la Asociación Nacional de Amigos de los Animales (ANAA) situada en Madrid, donde se puede visitar el refugio para colaborar con una adopción o simplemente para hacer de canguro de un animal.

Los animales de compañía son importantes para la formación de los niños, pero también para que adquiera valores y sentimientos que le ayudarán en un futuro a ser una persona mejor.

Más información | Planeta mamá
Más información | Anaaweb
Foto | Ankevanwyk

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...