Alrededor de un 30% de los menores ha tenido depresión y ansiedad durante la cuarentena

Los estudios apuntan que alrededor de un 30% de los menores ha tenido depresión y ansiedad durante la cuarentena, algunos no desarrollarán este tipo de problemas, en otros aparecerá semanas después. Los expertos dan las claves para ayudar a los más pequeños a superar los efectos de la etapa de la cuarentena y poder volver a la normalidad.

Depresión en los menores por la cuarentena

Hace unos días os hablábamos de los consejos que proporcionan psicólogos y educadores para ayudar a los niños y niñas afectados por la cuarentena por COVID-19, son recomendaciones que tienen la finalidad de ayudarles para que se adapten a la nueva normalidad, recuperen la confianza, pierdan el miedo, librándose del estrés y ansiedad que han tenido.

Pues bien, hoy conocemos los datos de dos estudios cuyos resultados delatan que alrededor de un 30% de los menores ha tenido depresión y ansiedad durante la cuarentena. Un primer estudio realizado por la organización Save The Children, apuntaba que uno de cada cuatro menores padece ansiedad por la reclusión en el hogar, el segundo, publicado en la revista médica JAMA Pediatrics, apunta que se produjo un incremento del 5% de niños y niñas que tenían síntomas de depresión y ansiedad.

Merece la pena destacar que los estudios se realizaron hace varias semanas, por lo que probablemente las cifras variarían si se repitieran ahora los estudios. El tiempo que los menores han estado recluidos, sin poder salir a la calle, sin contacto social, etc., ha sido complicado, ha afectado al estado emocional de los pequeños, cambios de conducta, irritabilidad, tristeza, mayor sensibilidad, miedo, pesadillas… la lista de efectos es larga y algunos se podían detectar fácilmente, pero otros no.

Incluso ahora, con la desescalada y la posibilidad de retomar el contacto social, algunos menores tienen miedo y siguen sin querer salir a la calle, todos necesitan ayuda para poder recuperar esa normalidad ansiada. Claro, que algunos niños y niñas han vivido un confinamiento que nada tiene que ver con el vivido por otros, ha dependido de la situación socioeconómica de sus familias, obviamente, los menores de familias con economías limitadas son los que peor lo han pasado.

Los expertos comentan que el hecho de que algunos no hayan experimentado los síntomas descritos, no quiere decir que en un futuro no los puedan experimentar, a esto hay que añadir que se pueden sumar otras secuelas que todavía están por determinar. En este sentido, los expertos explican que existen varios estudios previos sobre el impacto del aislamiento a causa de desastres naturales, catástrofes o pandemias, apuntando que existe hasta cuatro veces más riesgo de que los menores en cuarentena sufran depresión. Pero también explican que los niños y niñas tienen una gran capacidad de adaptación y es probable que en la mayoría de los casos las consecuencias sean mínimas.

Los que sí tienen mayor riesgo de sufrir los problemas mencionados son aquellos que tienen patologías previas, en algunos menores los síntomas podían ser visibles en los primeros días, en otros, las consecuencias pueden aparecer semanas más tarde o simplemente no aparecer. Los especialistas explican que las secuelas psicológicas pueden convertirse en un trauma para quienes son más inestables a nivel emocional, consecuencias que se manifiestan en diferentes alteraciones.

Es necesario que los padres tengan paciencia y comprensión, que acompañen y ayuden a sus hijos e hijas, especialmente demostrándoles todo el amor que tienen por ellos, es algo que se considera la mejor medicina natural, abrazos, besos, palabras tiernas, etc. El artículo que hemos leído aquí es muy interesante, en él encontrareis también una serie de pautas que los padres pueden utilizar como una guía para ayudar a los menores.

Seguramente, una vez que acabe la desescalada, algunos niños y niñas seguirán sufriendo sus consecuencias, en este caso es interesante ponerse en manos de psicólogos que ayuden a guiar a los padres y a superar los problemas a los pequeños.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...