Alimentos orgánicos para niños

Dieta infantil

Como padres, sabemos que es muy importante que en la alimentación infantil se incluyan productos lácteos, frutas, verduras, cereales, alimentos que son bajos en grasas y se consideran saludables, etc. Sin embargo, en lo que se refiere a alimentos orgánicos para niños, pueden existir ciertas dudas, y más tras varios estudios que han determinado que alimentos de producción industrial (de los citados) y alimentos con certificación ecológica, contienen los mismos valores nutricionales, vitaminas, antioxidantes, proteínas, etc. Siendo así y pensando en el bolsillo, podríamos optar por comprar un kilo de peras de producción industrial antes que comprar el mismo fruto de producción orgánica.

Sin embargo, sí que hay diferencias, y en nuestra opinión muy importantes, el aspecto organoléptico de los alimentos orgánicos es superior, algo interesante si necesitamos introducir determinados alimentos en la dieta infantil. Otras cuestiones a citar, este tipo de productos contienen menos pesticidas, nitratos u otros productos fitosanitarios que se integran en los frutos, por lo que se cuida mucho más al organismo de los niños que está en pleno desarrollo. Si hablamos de alimentos animales podemos citar prácticamente lo mismo, aunque todo dependerá del país productor. En el caso de Estados Unidos, por el momento los antibióticos que se utilizan para tratar a los animal están permitidos, y éstos se integran en los alimentos animales de Estados Unidos, en cambio en los productos orgánicos animales, está prohibido su uso, por lo que de nuevo se han de ensalzar las características organolépticas y la imposibilidad de que elementos químicos como los antibióticos puedan pasar al organismo de los niños.

Estas son las ventajas, a priori, de introducir alimentos orgánicos en la alimentación infantil, pero no existen evidencias de que el consumo de estos productos ofrezca determinados beneficios a largo plazo, como por ejemplo una reducción de las enfermedades y una mejor calidad de la salud, al menos eso es lo que indica la Academia Americana de Pediatría. Lo primero que nos viene a la cabeza es que la alimentación con productos industriales forzosamente provoca la acumulación en los tejidos del organismo de diferentes sustancias que no se pueden eliminar, sustancias que dependiendo de su nivel si pueden provocar enfermedades, por lo que quizá sería interesante que se pusiera en marcha, y cuanto antes, un estudio a largo plazo para determinar si existen efectos para la salud.

Para los pediatras estadounidenses, y para especialistas de otros países del mundo, lo más importante es que los niños disfruten de una alimentación saludable, donde no falten los productos frescos, las verduras y las frutas, los alimentos lácteos bajos en grasa. Puntualizan que no importa si se trata de alimentos convencionales u orgánicos mientras pertenezcan a los grupos descritos, en ambos casos son muy beneficiosos para la salud. Ante la limitación del presupuesto familiar y dado que los alimentos orgánicos son más caros, los pediatras se posicionan a favor de los alimentos convencionales o de producción intensiva. Un presupuesto limitado obliga a adquirir menos cantidad de alimentos (si son orgánicos), algo que resulta contraproducente.

Como decíamos, se rompe una lanza a favor de los alimentos convencionales ante la falta de pruebas que determinen beneficios a largo plazo de los alimentos orgánicos. Los expertos apuntan que la principal motivación para adquirir alimentos ecológicos es de carácter medioambiental, se persigue con ello luchar contra los problemas ambientales, contaminación, cambio climático, etc.

De momento y a la espera de nuevos estudios, los expertos indican que ofrezcamos a los niños los grupos de alimentos descritos aunque sean de origen convencional ya que los beneficios para la salud están sobradamente constatados. Nosotros puntualizamos que con los alimentos ecológicos, la introducción en la dieta de los niños resultará más sencilla ya que son más apetecibles para el paladar. Podéis conocer todos los detalles de los consejos facilitados por la AAP (Academia Americana de Pediatría) a través de este enlace.

Foto | photon_de

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...