Alimentos infantiles en el Reino Unido tienen demasiadas grasas y azúcares

Un estudio del Reino Unido ha puesto al descubierto que los alimentos infantiles contienen más grasas y azúcares que los alimentos homónimos destinados al público adulto.

Alimentos para niños

Un estudio realizado en el Reino Unido determina que un gran número de alimentos infantiles tienen demasiadas grasas y azúcares, de hecho, los niveles son superiores a los de los alimentos destinados a adultos. Para llegar a esta conclusión se analizó el contenido nutricional de platos preparados, yogures y barritas de cereales de siete supermercados diferentes del país, productos orientados para niños y para adultos.

Los productos para niños se identificaban como tales por la publicidad de los envases donde aparecen los personajes de ficción preferidos de los pequeños, que se indicase en la etiqueta que eran alimentos para niños, o a través de otros vínculos publicitarios como la televisión y donde se muestra claramente que son productos dirigidos a captar la atención infantil. Los investigadores encontraron que el perfil nutricional de barritas, yogures y platos preparados era muy diferente al perfil nutricional de productos homónimos dirigidos al resto de la población (adultos). La conclusión de que los alimentos infantiles tienen demasiadas grasas y azúcares fue evidente, en la mayoría de casos los niveles eran mucho más elevados que los de los alimentos para adultos.

Según el estudio, en el caso de los yogures, presentaban un nivel muy elevado de azúcar, grasa y grasa saturada, tan sólo como nota positiva, el contenido de sal era más reducido, aunque esto no es muy significativo en un producto como el yogur. En el caso de las barritas de cereales, el contenido de grasas saturadas y sal era significativamente más elevado, en lo que respecta a comidas preparadas, el contenido de azúcares y grasas era similar al que contenían los productos destinados a adultos.

Se analizó el perfil nutricional de 100 gramos de cada producto de la muestra y a pesar de saber que los niños comen menos cantidad que los adultos, el aporte para niños era mayor. Claro que algunos productos si superaron las pruebas y se enmarcaban en un contenido nutricional recomendable, pero en general los alimentos que se dirigen al público infantil son menos saludables que los que se ofrecen al resto de usuarios. Ante estos datos, no es de extrañar que el problema del sobrepeso y la obesidad en el Reino Unido sea especialmente pronunciado.

Los investigadores explican que no se trata de ofrecer productos similares adaptados en tamaño y formato para cada segmento de edad. Lo que se les debería exigir a los fabricantes es cumplir con la legislación y adaptar las formulaciones, la industria alimentaria debe adquirir un mayor compromiso en la lucha contra el sobrepeso y la obesidad, poner especial énfasis en brindar a los pequeños productos más saludables que les ayuden a alejar el problema del sobrepeso, la obesidad y las enfermedades relacionadas. Puedes conocer más detalles de la investigación a través del artículo publicado en Cambridge Journals.

Foto | Moonfall

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...