Alimentación contra los catarros

Para combatir el frío del otoño y ayudar a los niños a no resfriarse tanto, podemos darles una alimentación con aporte extra de vitaminas y minerales esenciales para estimular las defensas.

Después de una entrada de otoño realmente veraniega o el fenómeno al que muchos han llamado veroño’, el frío ha llegado a nuestra puerta casi de la noche a la mañana. Realmente no me extraña, de hecho es un tema muy hablado y recurrente en las puertas del colegio: ‘ya lo decíamos, el frío llegará de golpe‘. Y así ha sido. Por la época del año en la que nos encontramos, este frío ya es lo normal, pero nuestro cuerpo se tiene que acostumbrar a estas temperaturas, y más aún el de nuestros pequeños, que han pasado de ir en manga corta a llevar chaqueta.

Aparte de abrigar bien a nuestros pequeños, los padres debemos asegurarnos de que su alimentación sea la adecuada para que reciban las vitaminas y minerales suficientes para que sus defensas estén preparadas ante los catarros tan típicos de estos primeros fríos. Estas defensas no solo deberán prevenir los catarros, sino también combatir las enfermedades asociadas a los catarros, como las gripes, las anginas, las otitis, etc. Para ello, hemos hecho un pequeño resumen de algunos alimentos que no deben faltar en la dieta de los niños en esta época del año.

Para empezar, los niños deben tomar alimentos que les ayuden a adquirir dosis extra de hierro, vitaminas C y D y Zinc. El hierro lo pueden conseguir a través de las legumbres, de las carnes, granos, atún, huevo, etc. El Zinc se encuentra en grandes cantidades en los cereales integrales, la soja, la leticina de soja, las legumbres, el pescado, el huevo, hígado, carne de cordero, carne de ave, sardinas, atún, etc. La vitamina C la podemos encontrar en las frutas, sobre todo en la naranja, en las fresas, el kiwi, etc., por lo que un zumo de naranja cada mañana puede contribuir a que el niño adquiera mayores defensas para combatir los catarros. También se encuentra vitamina C en las verduras, como por ejemplo los pimientos, las espinacas, los tomates, etc.

La vitamina D, como ya hemos comentado en otras ocasiones, es una vitamina que se obtiene principalmente del sol. Sin embargo, también podemos aportar a través de la alimentación un plus de vitamina D ya que se encuentra en muchos alimentos, como por ejemplo la leche, huevos, sardinas, salmón, etc. Además de los alimentos, también podemos ayudar a las defensas del cuerpo con hierbas que estimulan el sistema inmunitario, como por ejemplo el tomillo, la equinácea, el própolis o el saúco.

El tomillo, además de en infusión, se puede añadir a la carne o el pescado. El própolis, también conocido como antibiótico natural, se puede dar con el zumo de naranja. Cabe recordar, que las infusiones se comienzan a dar a partir de los tres años, más o menos, aunque existen muchos remedios naturales para aumentar las defensas de los más pequeños. ¿Qué alimentos les dais a vuestros pequeños para estimular sus defensas? ¿Qué otros alimentos añadiríais?

Vía | abc.es

Foto | plindberg

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...