Aftas Bucales

Aftas Bucales
Las Aftas Bucales o la Estomatitis Aftosa son pequeñas heridas o llagas que se encuentran en la boca, generalmente en aparecen en la zona interior de los labios, las mejillas o la lengua. Suele ser de un color blanquecino o amarillento y aparece rodeada de una zona enrojecida e inflamada. Y aunque es muy normal, sobretodo en niños y adolescentes, también resulta muy dolorosa.

A diferencia de la creencia popular, las aftas no son contagiosas, no se transmite de persona a persona, aunque en muchos centros (como guarderías y colegios) las tratan igual que los herpes labiales cuando no tienen nada que ver.

Se desconocen todos los motivos de la aparición de las aftas, pero la mayoría suelen aparecer por alguna herida como algún tipo de roce o un mordisco accidental, también pueden ser consecuencia de fiebre alta e incluso se relacionan con el estrés, falta de hierro y vitaminas o alergias alimentarias.

Suelen ocurrir más en las mujeres que en los hombres, lo más corriente es que aparezcan a partir de los 10 años hasta más o menos los 40, aunque son más frecuentes entre los 10 y los 19 años. Además, puede haber predisposición familiar.

Las Aftas Bucales no suelen necesitar un tratamiento en concreto ya que suelen desaparecer en pocos dias (menos de una semana), pero como los primer días son bastante dolorosas se suele recetar tirotricina, cortisona o tetraciclina (soluciones gengivales). Para los niños se suele recetar ‘Afta Juventus’ o ‘Oralsone infantil’ que ayuda con el dolor.

Lo ideal es una buena higiene bucal y intentar evitar los picantes, los ácidos y los vinagres. Los enjuagues bucales también alivian, aunque solo es una de las posibles opciones que tienen los adultos.

Más información | Wikipedia
Foto | AlishaV

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...