Adopción de niños rusos por estadounidenses

La adopción de niños rusos por estadounidenses ha estado ocultando un lamentable drama, algunos niños son maltratados, abandonados e incluso en algunos casos asesinados, pero esto a partir de ahora va a cambiar gracias a la ratificación de los acuerdos de adopción entre Rusia y Estados Unidos. Ahora se podrá supervisar la evolución y condiciones de vida de los niños rusos adoptados.

Pero hasta que este acuerdo entrara en vigor, muchos niños han sufrido en sus carnes algunas situaciones inconcebibles, como podemos ver en el vídeo y hablando de los casos que no terminan en asesinato, los padres han enviado de vuelta a sus hijos adoptivos a Rusia como si se tratara de mercancía, en otros casos son abandonados en un rancho próximo a la frontera canadiense, también se dan casos de abusos sexuales, maltratos físicos… Todo esto en un colectivo muy reducido, hay que tener en cuenta que sólo se producen unas 900 adopciones anuales de niños rusos por parte de ciudadanos estadounidenses.

Lamentablemente existe una realidad que no ha salido a la luz, sólo conocemos unos pocos casos y por desgracia son casos que han acabado fatídicamente. Hasta ahora ha habido demasiada falta de transparencia, esto incomprensible, es como si el gobierno estadounidense se hubiera despreocupado de los niños. Retomando el caso del abandono en el rancho, parece ser que es el lugar elegido por los padres adoptivos de decenas de niños para dejarlos, sea porque los rechazan o porque tienen problemas para educarlos. Como se muestra en el vídeo, hace un par de semanas, el Defensor de los Derechos del Niño en Rusia intentó visitar este rancho pero no pudo ver las instalaciones y mucho menos a los niños, se le pusieron muchas trabas y tuvo que volver por donde había venido.

El defensor declaraba que no tenía ni idea de cuáles eran las condiciones de vida de los niños adoptados, tampoco comprendía el por qué de tanto abandono. Lo más curioso es que en la página web de este rancho se indica que es un hogar para niños adoptados donde se les trata de problemas de salud, se les educa para que aprendan hábitos que les permitan integrarse en la sociedad, y todo ello con el beneficio del contacto con la naturaleza. Pero no permitir ver a los niños no hace más que demostrar que nada de lo que se dice en la web es cierto.

En definitiva, esto se ha acabado, la política de seguimiento se pone en marcha gracias a los acuerdos y se podrá supervisar a los niños rusos adoptados el tiempo que sea necesario. Las diferencias entre Estados Unidos y Rusia se dejan a un lado en beneficio de los pequeños, la verdad es que han dilatado demasiado esta situación y los niños han pagado las consecuencias. Ahora un hogar será de verdad un hogar y los pequeños no caerán en manos de personas desaprensivas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...