Accidentes de tráfico, la primera causa de mortalidad infantil

Accidentes de tráfico, la primera causa de mortalidad infantil

Según un nuevo estudio del Instituto de Seguridad Vial de la Fundación Mapfre y la marca automovilística Ford, los accidentes de tráfico son la primera causa de mortalidad infantil, alcanzando un abrumador 48% de todas las muertes de niños de hasta los 14 años.

Quizá, tras conocer estas cifras podemos entender por qué algunas campañas sobre seguridad vial se muestran tan duras reflejando las consecuencias de los accidentes de tráfico. Recordemos el post No poner el cinturón de seguridad se compara con el maltrato infantil, en él podíamos conocer un vídeo de gran crudeza en el que se comparaba a un maltratador con un padre que no le pone el cinturón de seguridad a su hijo, recordemos la frase ‘Para hacer daño a un niño no hace falta ponerle la mano encima, basta no ponerle el cinturón’.

En el estudio presentado se concluye que hasta el 75% de las muertes y el 90% de las lesiones se podrían haber evitado si los padres hubieran colocado debidamente las sillas de retención infantil. Lo peor es que en una encuesta realizada para el estudio, hasta un 25% de los conductores admite que no poseen sillas de retención infantil, esto es grave e irresponsable. Del mismo modo, hasta un 11% de los encuestados manifiesta que poseen las medidas de seguridad para niños pero reconocen que no los utilizan.

Cada año se presentan nuevos estudios en torno a este tema, y desgraciadamente las cifras parecen no cambiar, algo que realmente no se comprende cuando se trata de la vida de los más pequeños. Un adulto puede ser inconsciente e irresponsable con su persona, pero que lo sea con los niños resulta algo difícil de definir. Se sigue suspendiendo en seguridad vial y algunos padres siguen poniendo la vida de sus hijos en peligro, y no estamos hablando de un accidente, un simple frenazo ya es un serio riesgo.

Los autores del estudio indican que un simple frenazo realizado a 50 kilómetros/hora convierte al niño en un proyectil de media tonelada imposible de aguantar con las manos, no llevar la sillita de retención traería nefastas consecuencias. Por otro lado, si la silla no está correctamente colocada, el niño también podría sufrir diferentes lesiones, lo que muestra la necesidad de supervisar concienzudamente los sistemas de retención infantil.

La confianza juega malas pasadas, realizar un trayecto corto y habitual en ciudad es una de las causas por la que los padres no se muestran tan vigilantes y dejan de utilizar las sillas de coche, en el estudio se constata hasta un 38% de los casos. No hay que bajar la guardia, debemos ser prudentes y vigilantes, de ello depende la seguridad de nuestros hijos en los coches.

La Fundación Mapfre y Ford han iniciado una campaña bajo el lema “Siéntele seguro” tratando de concienciar a los padres sobre la necesidad de utilizar estos dispositivos de seguridad y sobre su uso correcto, pero además, en el marco de la campaña se van a comercializar sillas de seguridad infantil más económicas para que no exista excusa que pueda dejar sin seguridad a los pequeños. Puedes consultar los datos del estudio en Pdf a través de este enlace.

Más información | Mafre

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...