Absentismo escolar

Asistencia escuelas infantiles

Con el propósito de terminar con el absentismo escolar, el departamento de bienestar social del Ayuntamiento de Gandía ha decidido elaborar una ordenanza municipal en la que se sancionará con una multa a todos aquellos padres o tutores que sean considerados absentistas, es decir, que permitan que sus hijos falten más de 10 veces al colegio en un mes sin razón justificada.

Al parecer, donde más presente se encuentra el absentismo escolar es en los niños de etnia gitana, de hecho, se han llegado a contabilizar hasta 145 niños con edades comprendidas entre los 3 y 12 años que suelen faltar habitualmente al colegio. Posiblemente los motivos para ello sean, entre otros, la pereza de tener que llevar a los niños al colegio, la despreocupación o la escasa importancia que algunos padres dan a la educación escolar.

Si los padres no se preocupan, el ayuntamiento sí, y por ello no han dudado en preparar la ordenanza pensando en los niños, para que reciban una educación que el día de mañana les sirva para su desarrollo profesional y personal. Evidentemente, la cifra de absentismo escolar en esta localidad valenciana no representa un serio problema, ya que son más de 12.000 niños matriculados en ese ciclo, pero el ayuntamiento se ha propuesto erradicar este problema en su totalidad para permitir que los niños puedan labrar su futuro y la familia no sea un tropiezo para ello.

En la nueva ordenanza se implicarán diversos organismos, entidades y los propios profesores que en este caso, representan una pieza fundamental. Todavía quedan algunos puntos que matizar, pero se prevé que para el curso escolar correspondiente al periodo 2009-2010 pueda aplicarse la nueva ordenanza.

Sería muy interesante que se secundará este tipo de normativa en todo el territorio nacional, actualmente la falta de medios no es una excusa para no llevar a un niño a la escuela, recordemos que los organismos de bienestar social ya se encargan de proporcionar el material necesario para que los niños puedan desarrollar su actividad escolar.

Es un poco incomprensible, precisamente aquellas familias más desfavorecidas que pasan por situaciones complicadas saben que la educación puede ser para sus hijos una puerta abierta el día de mañana, además, así se reduce el riesgo de que el niño pueda introducirse en ambientes no recomendables para él.

Esperemos que las multas que puedan aplicarse logren persuadir a los padres y los niños puedan disfrutar de una educación infantil adecuada.

Vía | Las Províncias
Foto | Cáritas Diocesana de Toledo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...