A qué edad debo comprar las primeras gafas de sol para mi hijo

Los niños tienen una vista muy sensible que debe protegerse de los rayos ultravioletas desde muy temprana edad. El uso de las gafas de sol es lo más conveniente para garantizar una salud ocular del niño.

A partir de que edad un niño debe usar gafas de sol

En los adultos los rayos ultravioletas (UV) son absorbidos por el cristalino y la cornea, pero en un bebé de menos de un año al menos el 90% de estos rayos no son filtrados y entre el primer y segundo año de vida todavía algunos rayos alcanzan el 60% de su retina.

Es a partir de los 12 años de edad que los ojos del niño desarrollan una protección natural porque el cristalino se ha opacado lo suficientemente durante este tiempo. Por esta razón es necesario estar muy atento al cuidado de la vista del bebé y del niño sobre todo en la temporada de verano cuando los rayos UV son bastante dañinos para la salud por su gran intensidad.

Aunque haya nubes que aminoren el calor del sol no se tiene que bajar la guardia porque la radiación ultravioleta sigue pasando a través de ellas.

Los accidentes agudos como la quemadura corneal o de retina son raras, sin embargo en climas muy soleados se deben tomar las precauciones necesarias sobre todo en el caso de los bebés quienes aún no han adquirido el instinto de entrecerrar los párpados para proteger sus ojos.

Cómo evitar quemaduras en los ojos

En primer lugar deben evitarse las exposiciones frecuentes y durante largos períodos a los rayos ultravioletas, además, asegurarse de cubrirle la cabeza con una cachucha o un sombrero de algún color claro.

También se debe tratar de instalar al niño en la sombra y no salir de casa en las horas de más calor, tampoco hay que olvidarse de colocarle las gafas de sol cuando está afuera y explicarle las razones para que los use por sí solo a partir de que tenga la edad para comprender.

La exposición excesiva a la radiación del sol puede causar además inflamación de la córnea, catarata precoz, enfermedades como la queratitis que puede comprometer la visión y con la edad se puede ser más propenso a sufrir de una degeneración macular, como se denomina al deterioro de las células oculares sensibles a la luz. Por ello, los oftalmólogos recomiendan proteger los ojos desde el nacimiento.

A la hora de adquirir las gafas de sol para tu hijo es aconsejable verificar que tengan el sello original CE que garantiza que se ajustan a la norma europea. Además, es preferible optar por cristales que filtren el 100% de los rayos UV y con una montura cubriente, que impida el paso de luz proveniente de distintas direcciones.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...