¡A jugar con trabalenguas!

Diversión con los trabalenguas

Quienes somos padres sabemos que existen infinidad de juegos que podemos practicar en familia, en los que el ingenio y la diversión sean la base para pasar una maravilloso y grato momento junto a los más pequeños del clan.

En este sentido, en los momentos en los que queremos divertirnos junto a nuestro hijos y además incorporar algún tipo de elemento que ayude al niño a profundizar en distintos aspectos de su aprendizaje, nada mejor que comenzar una ingeniosa ronda de trabalenguas.

Los destrabalenguas, conocidos popularmente como trabalenguas, son frases que se componen de oraciones simples y breves, creados para que se pronuncien en voz alta, debido a que su estructura presenta algunas dificultades para la articulación de todas las palabras que componen la oración.

La función principal de los trabalenguas consiste en crear ejercicios que colaboren en el desarrollo de una dicción más ágil y experta, por lo que suele ser uno de los juegos más recomendados para que los niños mejoren su lenguaje y habla.

El juego de los trabalenguas consiste básicamente en recitar lentamente la frase, que luego debe ser repetida y en cada oportunidad, con mayor rapidez. También puede practicarse diciendo la oración y luego repetirla en el orden inverso, o incluso partir de una frase para luego combinar de otras maneras distintas palabras y sílabas difíciles de pronunciar.

A continuación, te acercamos algunos de los más conocidos trabalenguas. ¿Conoces alguno más? Compártelo con nosotros en los comentarios!

Pablito clavó un clavito. ¿Qué clavito clavó Pablito?

Como poco coco como, poco coco compro.

Erre con erre, guitarra;
erre con erre, carril:
rápido ruedan los carros,
rápido el ferrocarril.

Mariana Magaña
desenmarañará mañana
la maraña que enmarañará
Mariana Mañara.

La gallina cenicienta en el cenicero está,
el que la desencenice buen desencenizador será.

El perro en el barro, rabiando rabea: su rabo se embarra
cuando el barro barre, y el barro a arrobas le arreboza el rabo.

Tres grandes tigres tragones tragan trigo y se atragantan.

Me trajo Tajo tres trajes, tres trajes me trajo Tajo.

El hipopótamo Hipo
está con hipo.
¿Quién le quita el hipo
al hipopótamo Hipo?

Había una caracatrepa
con tres caracatrepitos.
Cuando la caracatrepa trepa,
trepan los tres caracatrepitos.

Pepe Pecas pica papas con un pico.
Con un pico pica papas Pepe Pecas.

Teresa trajo tizas hechas trizas.

Papá, pon para Pepín pan.

Pedro Pérez Pita pintor perpetuo
pinta paisajes por poco precio
para poder partir
pronto para París.

El perro de San Roque no tiene rabo
porque Ramón Ramírez se lo ha robado.
Y al perro de Ramón Ramírez ¿quién el rabo le ha robado?

El que compra pocas capas
pocas capas paga
como yo compré pocas capas, pocas capas pago.

María Chuchena su choza techaba,
y un techador que por allá pasaba,
le dijo:
-Chuchena,
¿tú techas tu choza, o techas la ajena?

Cuando cuentes cuentos
cuenta cuántos cuentos cuentas,
porque si no cuentas cuántos cuentos cuentas
nunca sabrás cuántos cuentos cuentas tú.

Pepe pide pipas
y Pepe pide Papas,
pudo Pepe pelar pipas,
pero no pudo Pepe pelar papas,
porque las papas de Pepe
no eran papas,
¡eran pepinos!, metió la pata.

En el juncal de Junqueira,
juncos juntaba Julián.
Juntose Juan a juntarlos
y juntos juntaron juncos.

Foto | DigiSmile Photography

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...